jueves, julio 18, 2024

“A Dios, lo que es de Dios…” / Feliciano J. Espriella

Fecha:

Olor a Dinero

Por: Feliciano J. Espriella

Martes 9 de julio de 2024

“A Dios, lo que es de Dios…”

Quisiera pensar que es producto de la ignorancia y no de la estupidez de las personas que creen que las corrientes progresistas que actualmente gobiernan varias naciones son lo mismo que el comunismo, cuyos alcances políticos y económicos ni siquiera alcanzan a entender.

Porque definitivamente el comunismo, que de hecho como esquema de gobierno está en vías de extinción, no contempla despojar a nadie de sus propiedades para otorgárselas a los más pobres. Hecha esta aclaración, entro en materia.

Hace unos días me enteré de que un matrimonio que conozco, puso en venta un departamento que la pareja compró hace algunos años invirtiendo los ahorros de toda su vida, y que desde entonces lo han venido rentando.

Quiero destacar que ambos son católicos de cepa y muy participativos en todos los eventos que organiza su parroquia. Además, estoy enterado de boca de ellos mismos que les ha resultado una excelente inversión y los rendimientos de capital representados por la renta han sido muy superiores a los intereses que podrían estar recibiendo si los tuvieran invertidos en alguna financiera. Su capital, gracias a la plusvalía que ha experimentado el departamento, casi se ha duplicado.

Dicha decisión me intrigó y pregunté cuál era el motivo. Y la verdad, cuando me lo dijeron, me pareció, además de una reverenda estupidez, una fehaciente prueba de que la fe ciega en los pronunciamientos religiosos oscurece el entendimiento de las personas y las lleva más allá del raciocinio que permite discernir entre lo bueno y lo malo, para aceptar sólo aquello que la fe les dicta.

Resulta que este matrimonio va a vender su departamento porque creen que el gobierno comunista que encabezará Claudia Sheinbaum va a expropiar las viviendas en renta para entregárselas a los inquilinos.

¿Y de dónde habrán sacado tan sesudas conclusiones? Las redes sociales lo hicieron circular profusamente en el pasado proceso electoral. Fueron afirmaciones provenientes de varios actores políticos de oposición, y el tema colateral que dio origen a toda esta rumorología, era precisamente que el comunismo se consolidaría con el triunfo de la 4T.

En ese sentido, a través del púlpito y en una flagrante violación de la Constitución que prohíbe a ministros, sacerdotes y en general a toda jerarquía religiosa participar, arengar y realizar cualquier tipo de promoción política, particularmente la iglesia católica difundió profusamente el supuesto peligro de una eventual dictadura que nos llevaría al comunismo.

Seguramente que al igual que el matrimonio mencionado, el cual posiblemente concrete una desastrosa decisión, habrá muchos miles de ingenuos que ciegos a la razón y a los hechos obedezcan los dictados de una mente obnubilada por un oscurantismo religioso que pregonan individuos que en su mayoría se mueven en la opulencia y llevan vidas muy apartadas de la espiritualidad que supuestamente promueven.

Uno de los prelados más insistentes y controversiales es Juan Sandoval Íñiguez cardenal de la Iglesia católica, proclamado por el papa Juan Pablo II y arzobispo de la arquidiócesis de Guadalajara hasta su renuncia aceptada el 7 de diciembre de 2011, por cuyas intervenciones acaba de ser anulada la elección por la presidencia municipal de Tlaquepaque, Jalisco.

Seis días antes de los comicios en Tlaquepaque, el Cardenal Juan Sandoval difundió en redes sociales un video crítico en contra del gobierno y de Morena. Entre muchas otras sandeces, decía lo siguiente:

“En estas elecciones van en juego muchas cosas, si ganan los que están en el poder se viene la dictadura, o sea, se pierde la libertad, porque se trata de un sistema comunista, socialista que esclaviza, basta mirar los pueblos que han caído en él. Está también en juego la economía, ya de por sí muy dañada, pero si tienen todas las facultades a su gusto vamos a quedar muy pobres como está Venezuela, como está Cuba”.

Pero la cosa no paró con el proceso electoral. Todavía hay quienes después de las elecciones sigan asustando con el petate del muerto y advirtiendo a los fieles católicos del inminente advenimiento del comunismo. El pasado fin de semana se hizo viral un video del arzobispo de Apatzingán, Cristóbal Ascencio García, con la advertencia sobre el comunismo. Desde el púlpito, el prelado arengó lo siguiente:

“Quiero felicitar a mis hermanos católicos, que ante la inminente llegada del comunismo…” y continúa durante varios minutos señalando que debieran anularse las elecciones entre tontería y media. Es tiempo ya que de una vez y por todas, la iglesia católica y, sobre todo su jerarquía, dejen de idiotizar a la población y se circunscriban a la verdadera esencia de su ministerio, que claramente lo señala el evangelista Mateo (22:21) con las siguientes sabias palabras:

“Cuando los fariseos le preguntaron si era lícito pagar tributo al César, Jesús respondió: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Dicha frase enfatiza la separación entre la autoridad civil y la autoridad divina.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella

Correo: [email protected]

Compartir publicación:

spot_imgspot_img

Popular

Relacionado
Relacionado

Un político exitoso, pero con el peor gobierno de la historia / Francisco Javier Ruiz Quirrín

De Primera Mano Por Francisco Javier Ruiz Quirrín Miércoles 17 de...

La crisis económica del PRI / Luis Fernando Oropeza

Para los de a Pie Por: LAP Luis Fernando Oropeza Miércoles...

Claudia Sheinbaum: “Asesinato de Colosio, crimen de Estado” / Francisco Javier Ruiz Quirrín

De Primera Mano Por Francisco Javier Ruiz Quirrín Martes 16 de...

Recolección de basura será normal en periodo vacacional

El personal tomará las vacaciones de manera escalonada para...