jueves, julio 18, 2024

Claudia sabe traicionar… / Armando Vásquez A.

Fecha:

/

Archivo Confidencial

Por Armando Vásquez A.

Viernes 5 de julio de 2024

Claudia sabe traicionar…

LÁZARO CÁRDENAS duró dos años para expulsar de México a Plutarco Elías Calles y acabar con su Maximato. Con los hilos del poder real en la mano, en 1934 creó una base de poder independiente del PNR, avaló el derecho de huelga, entre otros y se soltaron los demonios; el 14 de junio de 1935 se pidió la renuncia de todos los miembros del gabinete y se integró uno nuevo en los siguientes tres días.

Emilio Portes Gil fue nombrado dirigente del PNR.

Se formaron dos bandos cuyo pleito duró un año vía declaraciones en prensa, fundación de nuevos partidos, atentados violentos hasta que inició en febrero de 1936 impresionantes mítines de obreros, campesinos y empleados públicos que a gritos pedían a Cárdenas que castigara las intromisiones de Calles en el poder público, sobre todo su injerencia en pro del empresariado gringo.

La manipulación cardenista logró que las multitudes pasearan ataúdes con el nombre de Calles y algunos de sus fieles seguidores. Los liderazgos, encabezados por comunistas bravos, invadieron las propiedades del sonorense; gobernadores, diputados, senadores y algunos militares afectos al expresidente habían sido depuestos o movilizados de su zona de influencia; y, finalmente el PNR, la gran creación de Plutarco lo expulsó “por traición al programa de la Revolución y por conspirar contra las instituciones”.

Para el 9 de abril, Morones, Luis L. León y Melchor Ortega fueron aprendidos en distintas horas y lugares. Calles padecía un fuerte ataque de gripe y estaba en su lecho leyendo Mi Lucha de Adolfo Hitler y cuenta la historia que a las diez de la noche le notificaron de su expulsión y al día siguiente se encontraba en Brownsville, Texas. Lázaro terminó con el callismo.

LUIS ECHEVERRÍA Álvarez fue agente en nómina de la CIA, incluso como presidente de México. El informe que tenía la Casa Blanca sobre su persona es que era un producto típico del sistema político mexicano, hipócrita y corrupto.

“Es una especie de puritano, mantiene un ritmo de trabajo asesino (no siempre productivo), adora los reflectores. Su forma de reaccionar ante las crisis es imprevisible, con tendencia a actuar primero y reflexionar después. Como estadista internacional, es poco sofisticado, tiende a sobresimplificar”, según se publicó en La Jornada. https://n9.cl/5dq5bx

En sus análisis lo dibujan como un hombre con excesiva confianza en sí mismo, difícil de ser asesorado y que no atiende las opiniones de los expertos ni en política, ni economía, se inclina a escuchar consejos de gente cercana poco preparada, estableció políticas de seguridad poco certeras, siempre culpó a otros como “los intereses internacionales”.

Entre los informes señalan que resultó mesiánico, megalómano y naive, tiene ideas muy firmes, pero naive (ingenuas) sobre diferentes temas, sobre todo el desarme. Según esto, apoyó a José López Portillo por ser manipulable y buscaba un Maximato similar al de Calles, pero a los meses de llegar al poder, Jolopo se deshizo de él y lo nombró embajador de México en las islas Fiji, un pequeño pedazo de tierra en Oceanía a cientos de kilómetros de Australia y con apenas unos cuantos miles de habitantes. Quiso, pero no pudo, dirigir la ONU.

En ambos casos existen características comunes:

La injerencia de los gringos en las decisiones del gobierno mexicano. La creencia de los ex presidentes de poder manipular a su sucesor y seguir ejerciendo su mandato (Maximato), la limpia de la herencia de funcionarios y hay una que pudiera considerarse secundaria pero no por ello menos importante: apoderarse de la dirigencia del partido en el poder de donde surgirán los próximos candidatos y se someterán al nuevo gobernante.

Tanto Cárdenas como López Portillo cuidaron con máximo cuidado las formas, pero al momento de ponerse la banda presidencial sintieron el poder real.

¿Qué va a pasar con López Obrador en su relación con Claudia Sheinbaum?

A un mes de su triunfo, Claudia se ha soltado poco a poco de la mano del presidente y los indicadores son los cargos que ha nombrado. Gente como Omar García Harfuch, desdeñado por Amlo, ocupará un importante cargo. Quedó atrás aquello de que la continuidad de la 4T significaba una permanencia en su puesto de los funcionarios obradoristas.

También se nota una Claudia más melosa con el presidente como nombrar el primero de julio como “el día de la revolución de las conciencias” y que me dice: “Leía hoy en un periódico: ‘Claudia debe pintar la raya con Amlo, pero eso sería pintar la raya con el pueblo de México”.

A su vez ha ratificado de palabra las peticiones del presidente, pero no por ello al cien por ciento. Eso de abrir a consulta la reforma judicial no estaba en los planes del tabasqueño, aunque, el modus operandi indica que con esa acción Claudia calmó la temblorina en los sectores económicos y financieros nacionales e internacionales. Incluso, hasta López Obrador habló de repensar la posibilidad de un cambio gradual como se propuso en la SCJN.

Claro, de todos es conocido la falsedad con la que se manejan. Van a actuar alegando la sabiduría del pueblo bueno y se van a imponer, como siempre.

También se sabe que, como Echeverría, Amlo buscará mayores reflectores, pero en América Latina pues no puede vivir sin aplausos. ¿Su retiro de la política?… es otra falacia.

Es interesante observar, como indicador, la elección del próximo dirigente de Morena, pero después de que Claudia se haya puesto la banda presidencial, no antes. Y, por cierto, no hay que olvidar que Sheinbaum ya sabe lo que es traicionar –es una historia muy mascada–, y tal vez ante esto sea posible entender la causa por la cual López Obrador la tiene cerca en su gira de despedida.

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios impresos y electrónicos, cuenta con Licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y es doctorante en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…   

 Correo electrónico: [email protected]                                                                                                                Twitter:   @Archivoconfiden                                                                

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Compartir publicación:

spot_imgspot_img

Popular

Relacionado
Relacionado

Un político exitoso, pero con el peor gobierno de la historia / Francisco Javier Ruiz Quirrín

De Primera Mano Por Francisco Javier Ruiz Quirrín Miércoles 17 de...

La crisis económica del PRI / Luis Fernando Oropeza

Para los de a Pie Por: LAP Luis Fernando Oropeza Miércoles...

Claudia Sheinbaum: “Asesinato de Colosio, crimen de Estado” / Francisco Javier Ruiz Quirrín

De Primera Mano Por Francisco Javier Ruiz Quirrín Martes 16 de...

Recolección de basura será normal en periodo vacacional

El personal tomará las vacaciones de manera escalonada para...