El debut de Espino con Diablos Rojos