En México, 600 especies en peligro de extinción

Ciudad de México, 18 de diciembre de 2019.- . En México al menos unas 600 especies están en riesgo de desaparecer incluido el jaguar, debido a la crisis ambiental que afecta al país, principalmente por deforestación y destrucción de los hábitat, crecimiento urbano, desarrollos turísticos, así como la venta ilegal de animales, manifestó Óscar Moctezuma Orozco, director fundador de la asociación Naturalia.

En conferencia, académicos investigadores e integrantes de organizaciones no gubernamentales, se pronunciaron por la conservación del jaguar, ya que en la actualidad sólo hay 4 mil 800 ejemplares a nivel nacional, pero señalaron que si las autoridades federales toman las medidas necesarias para su protección, en los próximos 10 años su producción se podría duplicar y llegar a más de 8 mil especies, de lo contrario desaparecerá.

Y es que reprocharon los recortes presupuestales a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Rodrígo Medellín, investigador del Instituto de Ecología de la la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) denunció que en el país continúa el tráfico y venta ilegal de jaguares que son desollados, sus pieles y colmillos vendidos principalmente en el mercado asiático a un precio de al menos 15 mil dólares y que de continuar esta tendencia serán extinguidos en los próximos años.

Por su parte, Gerardo Ceballos, también investigador de la UNAM y presidente de la Alianza Nacional para la Conservación, señaló que para mantener a las poblaciones de jaguar a largo plazo se requiere de una política ambiental "bien definida".

En ese consideró que en el caso de la conservación del jaguar y de la diversidad biológica se debe incrementar el presupuesto de la Conafor para apoyar a ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios dueños de las áreas donde vive el jaguar que tiene vegetación natural.

"Es fundamental alinear las políticas de las diferentes dependencias del gobierno federal, como Sembrando Vida y el pago de servicios ambientales de Conafor para que coadyuven a la conservación de esta especie. Además se debe consolidar la Guardia Nacional ambiental como eje fundamental para su protección, especies en peligro y áreas protegidas en México".

Agregó que se debe evitar que las obras de infraestructura de comunicación y transporte fragmenten áreas naturales protegidas, corredores biológicos prioritarios para la conservación del jaguar, entre ellas establecer pasos de fauna que son estructuras que conectan zonas que han quedado separadas por alguna obra de infraestructura.

Añadió que con el fin de proteger al jaguar, la alianza estableció un convenio de colaboración con Fonatur para desarrollar una estrategia a fin de proteger al felino y consolidar acciones de conservación en la Península de Yucatán.

Y es que reprocharon los recortes presupuestales a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Rodrígo Medellín, investigador del Instituto de Ecología de la la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) denunció que en el país continúa el tráfico y venta ilegal de jaguares que son desollados, sus pieles y colmillos vendidos principalmente en el mercado asiático a un precio de al menos 15 mil dólares y que de continuar esta tendencia serán extinguidos en los próximos años.

Por su parte, Gerardo Ceballos, también investigador de la UNAM y presidente de la Alianza Nacional para la Conservación, señaló que para mantener a las poblaciones de jaguar a largo plazo se requiere de una política ambiental "bien definida".

En ese consideró que en el caso de la conservación del jaguar y de la diversidad biológica se debe incrementar el presupuesto de la Conafor para apoyar a ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios dueños de las áreas donde vive el jaguar que tiene vegetación natural.

"Es fundamental alinear las políticas de las diferentes dependencias del gobierno federal, como Sembrando Vida y el pago de servicios ambientales de Conafor para que coadyuven a la conservación de esta especie. Además se debe consolidar la Guardia Nacional ambiental como eje fundamental para su protección, especies en peligro y áreas protegidas en México".

Agregó que se debe evitar que las obras de infraestructura de comunicación y transporte fragmenten áreas naturales protegidas, corredores biológicos prioritarios para la conservación del jaguar, entre ellas establecer pasos de fauna que son estructuras que conectan zonas que han quedado separadas por alguna obra de infraestructura.

Añadió que con el fin de proteger al jaguar, la alianza estableció un convenio de colaboración con Fonatur para desarrollar una estrategia a fin de proteger al felino y consolidar acciones de conservación en la Península de Yucatán.

Fuente: La Jornada