Atiende IMSS a casi 60 mil pacientes portadores de VIH

Ciudad de México, 2 de diciembre de 2019.-  El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) otorga atención integral a casi 60 mil pacientes portadores de VIH, con especialistas en Infectología encargados del manejo, control y seguimiento para lograr un estado óptimo de salud, informó en el contexto del Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Al año se reportan hasta tres mil pacientes nuevos que inician tratamiento contra el VIH.

En un comunicado Héctor Patiño Rubio, Jefe de la División de Mejora de Procesos en Segundo Nivel de Atención del Instituto dijo que se garantiza la atención oportuna y tratamiento, que consiste en terapia triple (dos inhibidores nucleósidos y un tercer agente, ya sea no nucleósido inhibidor de la proteasa o inhibidor de la integrasa), para recuperar la salud y lleve su vida con normalidad.

Precisó que el tratamiento es exitoso cuando el paciente tiene apego a sus medicamentos y se logra llevarlo a la indetectabilidad del virus, lo cual se comprueba con estudios de laboratorio, que indican que la carga viral es menor o muy baja en el torrente sanguíneo.

Añadió que de acuerdo con la literatura médica, esto significa que el paciente contiene su replicación y no existe riesgo de complicaciones en su salud, como neumonía por pneumocystiscarinii o sarcoma de Kaposi; para que pueda hacer una vida normal; pues la base del éxito es la disciplina del paciente en la administración de sus medicamentos.

Resaltó que se mantiene una campaña permanente para fortalecer la cultura de la prevención entre los derechohabientes, principalmente en el primer nivel de atención, donde se les invita a realizarse la prueba para conocer si son portadores del virus, y de ser el caso, iniciar tratamiento inmediato para evitar complicaciones o desarrollar SIDA.

Como parte del control del paciente, el doctor Patiño Rubio explicó que al iniciar tratamiento se les cita cada mes para surtir medicinas y vigilar el avance de enfermedades asociadas; con buen apego y cargas virales menores o indetectables, las citas son cada tres o seis meses, pensando que la vida del paciente ya no está en riesgo.

El seguimiento se hace cada seis meses en pacientes estables, a través de pruebas de laboratorio donde se mide la carga viral y determinación de los CD4, parte de las células de nuestras defensas que nos ayudan y protegen ante enfermedades oportunistas, cuando el sistema inmunológico está débil.

Fuente: La Jornada