Las enfermedades mentales más comunes, sin dinero para su atención: OPS

Ciudad de México, 10 de marzo de 2019.- A pesar de que en América Latina y el Caribe los problemas de salud mental, incluido el consumo de drogas, producen más de un tercio de la discapacidad total, el presupuesto promedio para atender estas enfermedades es de sólo 2 por ciento del gasto de salud, del cual 60 por ciento se destina a la operación de los hospitales siquiátricos, alerta la Organización Panamericana de laSalud (OPS).


En el informe La carga de los trastornos mentales en la región de las Américas, señala que los trastornos mentales producen 34 por ciento de la incapacidad, con poca variación en cada país; de ese porcentaje, los trastornos depresivos producen 7.8 por ciento de los casos de invalidez.

La depresión prevalece más entre mujeres

En cuanto a su incidencia por género, la Encuesta Nacional de Epidemiología Siquiátrica destaca que las mujeres enfrentan una tasa más elevada (10.4 por ciento) de trastorno depresivo que los hombres (5.4 por ciento), al igual que en la perturbación depresiva persistente pues las féminas tienen una incidencia cuatro veces mayor que la de los varones.

El organismo multinacional advierte que la inversión para atender las enfermedades mentales es muy inferior a la necesaria para abordar la carga que generan.

Advierte que las brechas de financiamiento oscilan entre tres veces la inversión actual en los países de ingresos altos y 435 veces la inversión en el país de ingresos más bajos en la región. La OPS destaca que las patologías depresivas son la causa principal de discapacidad, seguida de la ansiedad, pero debido a que hasta 60 por ciento de los recursos se destinan a hospitales siquiátricos, quedan desatendidas las personas con los problemas de salud mental más comunes, como depresión, ansiedad y otros que pueden recibir terapia de manera eficiente en un entorno comunitario si se realiza de forma oportuna.

Años perdidos por invalidez

El informe enfatiza que los disturbios mentales neurológicos específicos, los debidos al consumo de sustancias y el suicidio constituyen un subgrupo de enfermedades que son una causa importante de discapacidad y mortalidad, lo que suponen una tercera parte de todos los años perdidos por discapacidad (APD) y una quinta parte de todos los años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD) en la región.

Subraya que los trastornos depre-sivos son la principal causa de discapacidad y, cuando se considera la discapacidad junto con la mortalidad, suponen 3.4 por ciento del total de AVAD y 7.8% del total de APD.

El segundo subgrupo en importancia, indica, abarca los trastornos de ansiedad, con 2.1 por ciento y 4.9 por ciento del total de AVAD y de APD, respectivamente.

La autoagresión y los trastornos por dolor suponen, respectivamente, 1.6 por ciento de los AVAD y 4.7 por ciento de los APD.

En cuanto a la afectación que tienen las enfermedades mentales por región, la OPS señala que América del Sur, en general, tiene mayores proporciones de discapacidad debida a enfermedades mentales comunes.

En el caso de Centroamérica tiene una mayor proporción de discapacidad por trastorno bipolar y trastornos de comienzo habitual en la infancia y adolescencia, así como por epilepsia.

Estados Unidos y Canadá sufren una carga elevada de invalidez por esquizofrenia, demencia y por las tasas abrumadoras de trastornos debidos al consumo de opioides, entre otras drogas duras.


Fuente: La Jornada