Ómicron: más que alarmarse hay que reforzar y cumplir con protocolos para evitar contagios: Gerardo Álvarez 

Hermosillo, Sonora, 4 de diciembre de 2021.- Ómicron es sólo una variante del SARS-CoV-2, virus causante del covid que ha mostrado una gran capacidad de mutación y no hay motivo de alarma por su descubrimiento, consideró el investigador y médico epidemiólogo, Gerardo Álvarez Hernández.

El académico universitario consideró que aún no hay información oficial ni evidencias científicas que puedan responder a las preguntas que se hace todo el mundo sobre ómicron y su tasa de contagio o su capacidad virulenta, entre otras.

"No debe haber alarma en ninguna parte, todo lo que se dice es especulación, no existe ninguna evidencia que pueda afirmar que tiene una mayor capacidad de contagio, de transmisión, que pueda producir más casos, tampoco que sea más patogénica o virulenta o que pueda producir casos más graves o muertes", expresó.

Álvarez Hernández dijo que no debe haber confusión sobre la aparición de esta variante pues es resultado de una mutación del virus, lo cual no es extraño porque los virus tienen esa capacidad de mutar, de cambiar, son cambios naturales y no se detienen.

Explicó que este SARS-CoV-2 ha mostrado una gran capacidad de mutación, especialmente en la proteína S, la proteína que es la que se une a los receptores que tenemos en nuestro aparato respiratorio y producen la infección y luego la enfermedad.

"Las mutaciones son las que producen las variantes, son expresiones del mismo virus. Sólo es una variante", añadió luego de señalar que ésta, como otras, ha sido clasificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de preocupación, pero para que estemos atentos a lo que pase con ella, pero, sobre todo, para que estemos preparados y continuemos con las medidas generales del inicio de la contingencia.

"Los cuidados son los mismos, no hay nada diferente que haga pensar que hay que tomar precauciones distintas. No existe nada, nada no existe. Apenas estamos a unos días de que se identificó a ómicron. Lo que debemos hacer, es estar preparados para la detección oportuna de esta variante", argumentó.

Dos años con covid, la pandemia
Argumentó que ya tenemos dos años con la pandemia y debemos entender que no se puede establecer con precisión el comportamiento del virus, ni sus variantes y se debe asumir que las vacunas que ya existen pueden tener el mismo beneficio que con las otras.

Álvarez Hernández recordó que las vacunas no están diseñadas para evitar las infecciones, sino para evitar casos graves y muertes, por lo que recomendó no exponerse y seguir respetando las medidas sanitarias esenciales como la sana distancia, lavarse las manos continuamente, usar el cubrebocas de manera adecuada y evitar lugares cerrados y concurridos.

Añadió que la diseminación de las variantes del virus es tan rápida como sea el movimiento de las personas y está demostrado que nos movemos muy rápido y si me expongo al virus, sea ómicron, delta, gama, alfa, el que sea, es muy posible que me infecte. 

"Debemos tener claro que ninguna medida de cierre de fronteras o de limitación de la movilidad humana haya detenido la dispersión de las variantes. La más reciente que teníamos era la variante delta y vimos como dominó al mundo; y ahora, es lo que va a pasar con ómicron. Las demás variantes siguen existiendo, pero ya no dominan", agregó.

Mutaciones, competencia biológica del virus
El docente e investigador universitario explicó que ómicron no es un nuevo virus, es sólo resultado de las mutaciones que tiene como consecuencia de una competencia biológica entre los mismos virus que buscan dominar sobre las otras.

Las mutaciones son las que producen las variantes, precisó, y ésta, ómicron tiene contabilizadas al menos 34 cambios menores genéticos que la hacen distinta a las demás variantes que ya circulaban en el mundo y que han sido clasificadas por la OMS como variantes de interés, de preocupación de alta consecuencia.

Ómicron, expresó, fue declarada por la OMS como variante de preocupación, por lo tanto, hay que vigilarla, hacer las detecciones y no bajar la guardia en las medidas de prevención mientras que la ciencia evalúa los pocos casos de ómicron que hay en el mundo.

Cuidarse y cumplir los protocolos sanitarios
Álvarez Hernández hizo énfasis en que no debemos bajar la guardia en cuanto a los protocolos sanitarios para evitar el contagio, considerando que el virus ha mostrado capacidad para incrementarse en ciertas estaciones del año y, la época del frío es una estación apropiada para el virus.

"Hay evidencia de que el número de casos está incrementándose de nuevo y vemos los casos en Europa donde ya se están limitando las actividades sociales. Fue lo que pasó el año pasado y esperaríamos un incremento este invierno", expresó y dijo que se espera que sea menor el tamaño de la ola y con menos defunciones.

Añadió que debemos mantenernos en alerta con los cuidados sanitarios para no contagiarse y considerar que esta pandemia por SARS-CoV-2 aún va a continuar hasta quedarse, como lo marcan los modelos matemáticos, como una enfermedad similar a la influenza.

Que no se nos olvide cómo empezó
Al recordar que esta pandemia continuará por un largo tiempo, Álvarez Hernández dijo que no hay que olvidar lo que hemos aprendido y cuáles son los desafíos inmediatos. "Hemos avanzado mucho, la ciencia ha trabajado mucho, la sociedad ha puesto de su parte, los gobiernos, todos hemos puesto algo de nuestra parte, pero el actor central de esta obra es el virus y él también pone sus cosas".
Qué no se nos olvide cómo empezó todo y cómo la hemos pasado, advirtió y señaló que lo que está pasando con ómicron sucedió igual con las otras variantes y va a seguir sucediendo hasta que, de manera natural, este virus se convierta en un virus semejante a la influenza.

Y la única forma en cómo podemos ayudar es aplicándonos la vacuna y siguiendo los protocolos que ahora pocos hacen, además de que ya tenemos las vacunas y hay quienes no quieren ponérsela. 
"Tenemos que hacer lo que hicimos al principio de la pandemia, si nos decían que nos quedáramos en casa, nos quedábamos, que, si nos decían que nos laváramos las manos, nos las lavábamos, ómicron es una variante nueva del virus y no parece que vaya a cambiar la forma de prevenirlo o evitar su contagio", apuntó.