Innovación gubernamental y transparencia en Sonora

"El Premio a la Innovación en Transparencia (PIT) pareciera ser el mecanismo idóneo para fomentar el binomio innovación-transparencia, su análisis a partir del estudio de cuatro prácticas galardonadas en el estado fronterizo de Sonora, denota el proceso de aprendizaje que se deriva de políticas públicas defectuosas o del fracaso de las mismas", advierten la maestra Marisol Bárbara Calzada Torres y el doctor Víctor Samuel Peña Mancillas. 

Lo que ha propiciado la falta de impacto en materia de transparencia en la gestión pública de Sonora son determinadas fallas en el procedimiento de este tipo de certamen como: la falta de incentivos monetarios para el desarrollo de los proyectos premiados; el isomorfismo institucional; la limitada convocatoria a otras instituciones y actores sociales; así como la falta de promoción del certamen en todos los sectores y la ausencia de reconocimiento a los actores y gestores de las iniciativas. 

Explican que el primer factor que contribuye negativamente es la ausencia de una métrica confiable y estable en el tiempo de la transparencia, que permita visualizar el impacto que ha tenido la existencia de este tipo de certámenes y, más aun, de instancias y productos ganadores en la gestión pública sonorense. 

"El segundo factor es producto de la falta de sistematización y control tanto por parte tanto de las instancias organizadoras del PIT como de las instancias ganadoras: no se percibe un real control de la utilidad, continuidad, resultados e impacto de las prácticas premiadas, ni durante el certamen ni después del mismo", mencionan. 

Calzada Torres y Peña Mancillas indican que, frente a esta ausencia, se rompe el esquema de aprendizaje de buenas prácticas, tan necesario en la gestión pública mexicana, lo que propicia el desconocimiento por parte de los funcionarios del Estado y de los propios ciudadanos de las nuevas formas de gestión de la transparencia. 

"Un proceso decisorio más cuidadoso es necesario: durante el proceso de selección, el Jurado del Premio determina las iniciativas ganadoras a partir de la configuración como usuario simulado, sin constatar en la práctica el impacto real de las iniciativas ganadoras. Elementos como la imparcialidad, que eviten cuestionamientos del mismo, son prioritarios", exponen. 

En su texto destacan que la carencia de supervisión y seguimiento del desarrollo e impacto de los proyectos premiados por parte de las instituciones convocantes y de las dependencias o entidades que las respaldan, obliga a tomar cartas en el asunto. 

Existe la necesidad de revisión de las iniciativas una vez premiadas; que además de poseer un periodo determinado de funcionamiento y desarrollo al momento de participar en el certamen, no se deje de lado el control de los mismos, orientado hacia la búsqueda de replicabilidad en el territorio nacional.