Carlos Moncada, orgullo de su pueblo