La memoria y la historia: representaciones del pasado como lucha y resistencia en el presente

Hermosillo, Sonora, 12 de enero de 2021.-"Rescatar la memoria de las mujeres yaquis resulta relevante en dos sentidos: por un lado, en cuanto portadoras de memoria, ya que han formado parte de la historia silenciada por las fuentes oficiales y, por otro lado, han sido una fuente de transmisión de resistencia y educación de los yaquis en sus valores e intereses como grupo", señala la doctora Edna Lucía García Rivera. 

En su trabajo Historia y memoria en torno a liderazgos indígenas: narrativas de las mujeres yaquis publicado en la revista región y sociedad, destaca que el papel de la mujer yaqui como portadora de la dignidad de su pasado histórico y defensora de su cultura y tradiciones, es de suma relevancia al momento de recuperar la memoria sobre líderes indígenas. 

Indica que lo más relevante de la recuperación de la memoria es el liderazgo entendido como la defensa de una colectividad, de su autonomía, es decir, de su ser yaqui, como si fuera un llamado de un presente que los necesita, que los quiere convertir en objeto de lucha, de modelo y de búsqueda continua para el beneficio de los ocho pueblos yaquis.

"La memoria, como proyecto a futuro, convierte sus recuerdos en una invitación a usarlos como fuente de lucha y estrategia de resistencia. Permite revisar y humanizar la historia, porque muestra que no sólo son importantes los acontecimientos históricos fielmente recuperados, sino también las características que desde su perspectiva definían y siguen definiendo al líder", explica.

La egresada de El Colegio de Sonora menciona que mientras que la historia, a través de las reglas del oficio, adquiere una distanciación del objeto de estudio, observándolo, definiendo sus rasgos y características contextuales, la memoria sensibiliza dicha historia, visibiliza sus puntos ciegos y observa un cuadro complejo. 

Explica que la historia estudia el momento, las rebeliones y las acciones militares de los líderes indígenas, mientras que la memoria selecciona y recupera sus sensibilidades, sentidos y significados para un presente que de modo constante necesita reconstruirlos de acuerdo con las necesidades del momento. 

Las características que destacan sobre los líderes por autoridad, hablan de antepasados, de defensores, de dones que poseían, como la magia, el presentimiento, la oratoria, el hablar por su pueblo y, sobre todo, el valor y la defensa de su territorio; así mismo hacen hincapié en la necesidad de hablar del presente y sus gobernantes.