Es importante atender y coordinar, y ser más unísonos en el mensaje hacia la sociedad: Reyes Castro

Hermosillo, Sonora, 12 de enero de 2021.- Aunque Sonora no fue de los primeros estados en registrar mortalidad al inicio de la pandemia por COVID-19, en los últimos días la entidad escaló al sexto lugar a nivel nacional por el incremento de fallecimientos por esta enfermedad, y es importante que se indague un poco más sobre los motivos, advirtió el doctor Pablo Reyes Castro. 

"Hasta que nos dedicamos a esclarecer más el asunto, la sospecha del impacto que ha tenido la comorbilidad con las enfermedades crónicas, en el caso de Sonora, llámese hipertensión, obesidad y diabetes, de alta prevalencia en el estado, arroja que posiblemente tenga relación ese exceso de mortalidad con la presencia de estas enfermedades; sin duda, esas condiciones de vulnerabilidad estaban presentes todo el tiempo", dijo. 

El profesor-investigador de El Colegio de Sonora mencionó que es importante atender y coordinar, y tratar de ser más unísonos en el mensaje que se está dando a la sociedad para que no haya confusiones y se cumplan de manera correcta las medidas de prevención de la enfermedad, las cuales se ha repetido durante nueve meses. 

Indicó que es deseable tener una noción local sobre la situación de la pandemia pero sin dejar de atender las recomendaciones que se emiten desde el gobierno federal, para que las personas no pierdan de vista la importancia de mantener los cuidados necesarios para no contagiarse. 

Con la llegada de la primera carga de vacunas contra COVID-19, detalló, es necesario preparar la logística para la aplicación al personal de salud, puesto se será este sector el primero en recibirla y la cual será en dos dosis en un lapso de 21 días. 

"En lo que corresponde al gobierno no puede eludir su responsabilidad de liderazgo, comunicación y coordinación, esos son roles fundamentales para empezarnos a entender, es importante atender y coordinar", sostuvo. 

Para Sonora, la Secretaría de Salud estima un aproximado de 2 millones de vacunas que se requerirán para cubrir al 75 por ciento de la población, sin embargo, se proyecta que en una primera etapa lleguen 17 mil unidades para el primer frente de batalla de la pandemia, los trabajadores de la salud. 

"No es solamente hacerlo una vez, sino volver a aplicar la segunda dosis y respetar esos tiempos de 21 días que se dicen para la siguiente dosis de la vacuna, hay varios retos por ahí, pero estamos a la espera de que, primero lleguen las vacunas", explicó.