Partidos que se fueron: los últimos 40 años

Partidos que se fueron: los últimos 40 años

Bulmaro Pacheco

 

Domingo 9 de febrero de 2020

 

"Morena no es un PRI Viejo. Es un PRD No corregido y Si, aumentado".

 

Dice don Vicente Fuentes Díaz que las logias masónicas desempeñaron el papel de los partidos políticos en la primera fase del México independiente. La masonería se dividió en dos ritos: el yorkino y el escocés. En el primero se agrupaba la mayoría de los antiguos insurgentes y todos aquellos que propugnaban la república federal y representativa; en el segundo tomaron su lugar los viejos realistas y los partidarios del sistema colonial, políticamente extinguido, pero con sus bases económicas intocadas.

 

La tendencia progresista estaría representada años después por los federalistas; la retrógrada por los centralistas. Y el debate siguió entre quienes exigían cambios y que México sintonizara con el mundo y quienes se oponían y resistían a los cambios para conservar el orden establecido.

 

Con el tiempo, los antiguos federalistas pasaron a ser llamados "liberales" y los centralistas "conservadores". Esa lucha se mantuvo hasta la victoria política del presidente Benito Juárez, un auténtico representante de la corriente liberal.

 

Posteriormente, y en el último tercio del siglo XIX, aparecieron en México los clubes políticos. La función de los clubes consistía exclusivamente en proponer candidatos y en discutir y aprobar su programa. Se extinguían en cuanto pasaban las elecciones y nunca lograron perdurar como semilla de verdaderos partidos.

 

Porfirio Díaz, en su obsesión reeleccionista, alentó la formación de tres organizaciones: El Círculo Nacional Porfirista, el Círculo de Amigos del General Díaz y el Partido Nacional Reeleccionista.

 

En 1892 Justo Sierra alentó la formación de la Unión Liberal, de corta existencia pero que terminó por agrupar a los llamados "científicos".

 

Fue hasta 1906 cuando en el exilio, Ricardo Flores Magón impulsa la formación del Partido Liberal Mexicano: "el programa revolucionario más claro y avanzado en la etapa previa al movimiento armado de 1910". Impulsor, entre otras, de las huelgas de Cananea y Río Blanco. Con el tiempo el partido de Flores Magón derivó hacia el anarquismo y sus militantes originales se fueron debilitando.

 

En la crisis del Porfirismo, Justo Sierra sentenciaba: "no existe un solo partido político, agrupación viviente organizada, no en derredor de un hombre sino en torno de un programa", y remataba: "La evolución política de México ha sido sacrificada a las otras fases de su evolución social". Tenía razón Don Justo, que al morir en 1912, no alcanzó a vislumbrar el desenlace de aquellas circunstancias.

 

Para la lucha revolucionaria, Madero creó el Partido Antirreeleccionista, rebasado después por el movimiento revolucionario, este se convirtió después en Partido Constitucional Progresista.

 

La facción conservadora trató de resurgir con la formación del Partido Católico Nacional. Otros: el Popular Evolucionista, el Nacional Independiente, y el Nacionalista Democrático; todos de oposición a Madero. Venustiano Carranza expidió una ley electoral en 1918, que consideraba ya a los partidos políticos como base de la función electoral.

 

En 1916, alentado por Obregón, surge el Partido Liberal Constitucionalista, que intenta asimilar las ideas de Madero y las del debatido proyecto de la futura Constitución de 1917.

 

En 1917, surge el Partido Nacional Cooperatista. En 1919 el Laborista, como rama política de la CROM. También en ese año el Partido Comunista y en 1920 el Partido Nacional Agrarista. "Los partidos no pudieron superar la vigorosa personalidad de los caudillos", se decía entonces.

 

En 1928 Obregón en su segunda elección utilizó el Centro Director Obregonista. Arnulfo R. Gómez al Partido Antirreeleccionista. En una de las peores crisis políticas, los tres candidatos presidenciales acabaron muertos: Serrano y Gómez en 1927, Obregón en 1928.

 

De estas experiencias surge la fundación del PNR era marzo de 1929, "para pasar de la etapa de los caudillos a la de las instituciones" diría su creador en su último mensaje político como presidente de México.

 

Le siguieron la Unión Nacional Sinarquista en 1937, la fundación del PAN en 1939, Almazán como candidato disidente a la presidencia funda su propio partido el PRUN (Partido Revolucionario de Unificación nacional) en 1940. Ezequiel Padilla funda el Partido Democrático Mexicano (PDM) en 1946 para postularse contra Miguel Alemán y Vicente Lombardo Toledano impulsa la formación del Partido Popular en 1947.

 

Como un desprendimiento del PRI, surge en 1952 la Federación de partidos del Pueblo Mexicano (FPPM) con Miguel Henríquez Guzmán como candidato presidencial. Las oposiciones empiezan a tener una débil presencia en el Congreso de la Unión en 1943. Posteriormente en 1960 el PP se transforma en PPS, y una rama del sector militar liderada por el General Carrancista Juan Barragán, impulsa en 1954 la creación del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM).

 

Hasta ahí el sistema de partidos que predominó a México hasta finales de los setenta del siglo pasado.

 

Con la reforma política de 1978 se abrió la puerta al registro de nuevos partidos políticos. Y desde la primera elección en que participaron en 1979 hasta la última en 2018, han participado 33 nuevas organizaciones políticas.

 

En 1979, además de los 4 partidos tradicionales participaron en la elección tres nuevos; El comunista, el Socialista de los Trabajadores y el  Demócrata Mexicano que fueron los primeros de la Reforma política.

 

En 1982 tres nuevos más: El PCM se convirtió a PSUM, y se sumaron el Partido Revolucionario de los trabajadores (PRT) y el Socialdemócrata.

 

En 1985 se suma uno más; el Partido Mexicano de los Trabajadores fundado por Heberto Castillo y Demetrio Vallejo, entre otros.

 

Para 1988 el PST se convierte en PFCRN, y el PSUM en Partido Mexicano Socialista (PMS). En esa elección tanto el PPS como el PARM abandonan su alianza con el PRI y se alían con el PMS y el PFCRN para postular a Cuauhtémoc Cárdenas en el llamado Frente Democrático Nacional. El PRT llevaría como candidata presidencial a Rosario Ibarra de Piedra.

 

Para 1991 ya participa el Partido del Trabajo, el Ecologista mexicano y lo que fue la conversión PCM-PSUM y PMS, culmina con la formación del. Partido de la Revolución Democrática (PRD).

 

En 1994 el Ecologista pasa a convertirse en Verde Ecologista Mexicano y se crea la Unión Nacional Opositora.

Para 1997 desaparece el PFCRN y se forma el Partido Cardenista.

 

En el 2000 desaparece el PPS y  la Unión Nacional Opositora se convierte en Partido Alianza Social, aparece Convergencia por la Democracia, el de la Sociedad Nacionalista, el ex priista Manuel Camacho Solís crea su partido llamado  Centro Democrático, y aparece Democracia Social.

 

En la elección del 2003 aparecen los partidos; Fuerza Ciudadana, el de  México Posible y el Liberal Mexicano y ya no aparece el PARM.

 

Para la elección del 2006 aparece el PANAL con Roberto Campa como candidato presidencial creado por la salida de Elba Esther Gordillo del PRI, y el Partido Alianza Social demócrata y campesina con Patricia Mercado como candidata presidencial.

 

En 2009 como novedad solo aparece el Partido Social Demócrata que desaparece en esa misma elección.

En 2012 Convergencia se transforma en Movimiento Ciudadano y se va en alianza con el PT y el PRD en la elección presidencial.

 

En 2015 aparece Morena como una escisión del PRD. Además, obtienen registro el Partido Humanista y el de Encuentro Social. El Humanista no alcanzó el 3% de la votación ese año y perdió el registro.

 

En 2018 pierden el registro nacional tanto el PES como el PANAL, y el PRD solo alcanzaría el 5% en la votación de diputados federales.

 

La verdadera vida partidaria en México se da entre 1978 y el 2018; 40 años con 33 partidos políticos participando en elecciones. De los 33 han desaparecido 27. El PRI cumplirá 91 años, el PAN 81, el PRD 31, El PT 28, El Verde ecologista 26, Movimiento Ciudadano 21 y Morena 6.

 

38 organizaciones políticas buscan el registro para participar en el proceso electoral del 2021.

 

¿Por qué unos partidos han desaparecido y otros se han conservado? ¿Qué le depara a las izquierdas la debilidad del PRD y el interminable conflicto en Morena?; ¿A quiénes les irán a quitar votos  los nuevos partidos que se autoricen éste año? Para el debate.

 

bulmarop@gmail.com