Señores, mínimo lean a Benedetti, por favor!

Señores, mínimo lean a Benedetti, por favor!

 

Mi táctica es
mirarte

Después de los hechos lamentables registrados en Culiacán el jueves de la semana pasada, nos queda claro que no, no se cumplió con el elemento básico que debe entrar a escena cuando se trata de ir tras un objetivo: mirar, observar, estudiar profunda y detalladamente hasta estar preparados para prácticamente adivinar los siguientes movimientos; conocer al personaje hasta el grado de saberlo predecible…


aprender como sos

La observación detallada te da conocimiento sobre el objetivo. Aprender cómo es, es saber a que hora come, qué le gusta comer, quién es su gente de confianza, a qué es alérgico, si bebe y fuma; si se droga o no tiene vicios; qué o quién es su talón de Aquiles; si hay algo o alguien por quién arriesgaría mucho o todo…


quererte como sos.

O no quererte… si se trata de encajonar para atrapar a alguien cuyas acciones hacen daño a la sociedad, conocerlo a profundidad y comprobar lo anterior, para quien está del lado de la ley y de lo justo, para quien busca proporcionar a la sociedad para la que trabaja  mejores estándares de bienestar y recuperar la seguridad perdida, lo que termina por enamorarle es su misión, su enfoque está en el objetivo.

 

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

¿Hubo táctica? Entendida esta como el procedimiento o plan que se sigue para conseguir el objetivo, la respuesta contundente es que no hubo absolutamente nada de táctica; que la improvisación y la falta de coordinación reinaron en este operativo. Las autoridades siempre presumen de la coordinación entre las corporaciones como requisito fundamental para alcanzar operativos exitosos en tratándose del combate a la delincuencia.

Las primeras horas de los acontecimientos del jueves de la semana pasada, evidenciaron la ausencia de coordinación… la situación no se corrigió en las horas posteriores; al contrario y vergonzosamente, se confirmó.

 

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Las acciones de las autoridades que se quedan en el recuerdo del pueblo son las que se ubican en los extremos, o fueron muy buenas o fueron muy malas. 

La comunicación gubernamental hace su esfuerzo y el argumento de detener el riesgo de una masacre es el eje central que manejan en esta situación de crisis. Muchos por querer ayudar o defender ciegamente, terminan por enlodar más la fallida actuación gubernamental.

 

Mi táctica es
ser franco

Posiblemente sean francos desde el rol individual pero resulta que al momento de querer conjuntar las respuestas para saber si se conocía a lo que iban y cómo llegarían a ello, pues francamente resulta un Galimatías.

 

y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos

no haya telón
ni abismos.

Aceptar la franqueza de la otra parte es algo muy raro de encontrar en quien ejerce el poder; lo fue al principio en la antigua Roma, lo fue ayer con los neoliberales y traidores de la patria y lo es hoy en tiempos de la 4T.

 

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites
.

Todos los tiempos, antes, ahora y mañana gobierno y gobernados se necesitan; se ocupan coordinados, acoplados desde su rol cada uno para conquistar mejores nivel de bienestar. Mejor gobernanza estimula mejor ciudadanía.  

 


www.soledaddurazo.com
@SoledadDurazo

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota