Salud pública, estrangulada por la austeridad

Diálogo

David Figueroa O.

 

Miércoles 29 de mayo de 2019

 

 

Salud pública, estrangulada por la austeridad

 

 

La política de austeridad que ha emprendido el gobierno federal está llevando a una situación crítica al aparato público del sector salud, y con ello dejando en riesgo la vida de millones de mexicanos, que dependen de la atención que reciben de estas instituciones para mantener su calidad de vida.

 

El amplio recorte de recursos para la compra de insumos y el desabasto de medicamentos que hoy padecen las instituciones del sector se agrava con la postergación de las licitaciones de medicamentos y material de curación por parte de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

 

El presupuesto para la compra de medicamentos en el sistema de salud pública para este año sufrió un recorte de 1,316 millones de pesos con respecto a lo que se entregó el año pasado.

 

Se despidieron a 47,724 trabajadores de la secretaria de salud, la crisis ya alcanzo a todo el País y el desabasto de medicamentos en nueve estados de la Republica es del 40%. 

 

La falta de un sistema consolidado para la compra de medicamentos está llevando al gobierno a una crisis de desabasto, con un alto costo para los derechohabientes que aguardan por sus medicamentos que son necesarios en muchas ocasiones para mantenerse con vida. 

 

Si bien es cierto, en la búsqueda de eliminar prácticas de corrupción y monopolios donde 10 empresas concentraban el 80% de la compra de los medicamentos del gobierno, la austeridad no puede contravenir el bienestar de los mexicanos, no se puede establecer como prioridad el ahorro y en un segundo plano la salud de los derechohabientes, la visión de observar sólo porcentajes y no personas, es errática.

 

Es contradictoria a uno de los principales ejes de las políticas públicas impulsadas por este gobierno, que es atender a quienes menos tienen.

 

Ante esta situación que ha dejado sin medicamentos a pacientes que sufren de padecimientos como cáncer, hipertensión, diabetes y VIH.

 

Algunas organizaciones de la sociedad civil han impulsado plataformas digitales, para vigilar el acceso oportuno de medicamentos de los derechohabientes tanto del IMSS como del ISSSTE.

 

Por ejemplo, a través de la plataforma http://www.mimedicamentoya.org/  y https://www.huachicoldemedicinas.org/#block-11799 se ayuda a las personas a exigir su derecho a la salud y acceso a los medicamentos en un plazo no mayor a 72 horas posteriores a la expedición de la de la receta.

 

Además, estos reportes de desabasto sirven para generar indicadores que son útiles para detectar los focos rojos donde es frecuente el desabasto y así las autoridades puedan tomar cartas en el asunto.

 

La crisis que se vive en el sector salud es responsabilidad del presente, el discurso reiterativo del pasado y del cochinero heredado, se gasta.  Es imprescindible que el nuevo gobierno comprenda que fue electo para resolver y corregir los problemas y no para estar recordándonos el pasado todos los días.

 

El bienestar de los mexicanos requiere que las instituciones de salud trabajen a su plena capacidad; buscar ahorros sacrificando la salud de millones de mexicanos es inaceptable e inhumano.

 

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico davidfigueroao@me.com; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

 

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.