Guaymas, triste panorama

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Miércoles 15 de mayo de 2019

 

Guaymas, triste panorama

 

*Olvidado por sus autoridades locales

*Gobierno Estatal debe entrarle al rescate

*Libramiento Hermosillo entra en operación

*Es obra proyectada por Enrique Peña Nieto

 

El fin de semana estuve en Guaymas y la verdad es triste y muy lamentable ver el estado en que se encuentra esa ciudad porteña que ahora dista mucho de ser lo que se presume: un destino turístico de primer nivel en el país.

                                                                                          El Malecón.

 

Más allá del problema de inseguridad que se vive, y que es real y ha originado gran incertidumbre entre sus habitantes y visitantes, está otro que sí corresponde directamente a las autoridades locales, como es el abandono de lo más esencial en una ciudad turística: los señalamientos viales que dirijan a los centros de atracción.

 

Avenidas principales, como la Serdán, casi oscuras porque hay tramos donde una luminaria está encendida y cinco o seis no; entrada a la ciudad sin las elementales rayas blancas que definen los carriles de transito; ausencia de letreros que indican entradas y salidas a San Carlos y Miramar; anuncios metálicos que por viejos ya no reflejan los mensajes; baches por todos lados; basura acumulada en céntricas avenidas, el malecón y algunas playas; es decir, una ciudad muy descuidada, nada agradable ni para sus habitantes ni para el turismo.

 

El desprestigio de Guaymas se refleja en la poca inversión privada, y pública también, suspensión o cancelación de proyectos y en la ocupación hotelera, la cual se reflejó en el reciente periodo vacacional de Semana Santa.

Miramar en un fin de semana.


Al municipio porteño le ha ido mal en los últimos años, ninguno de los recientes gobiernos locales ha respondido a las necesidades de sus habitantes, y eso que los ha tenido de todos los partidos (PRI, PAN, PRD, y ahora MORENA). Desde la administración de Carlos "El Bebo" Zataraín y sobre todo de Antonio "Toño" Astiazarán, quien le dio un importante impulso al desarrollo integral, Guaymas parece haberse detenido, y lo que es peor, ahora se mira un claro retroceso.

 

El actual ayuntamiento, encabezado por la morenista Sara Valle, luego de ocho meses de administración no ha logrado ni lo elemental como es la conciliación con grupos políticos que le permitan una conducción de gobierno tranquila y efectiva para bien los habitantes; la alcaldesa no ha tenido la habilidad para crear un ambiente de certidumbre que impulse el crecimiento económico del puerto. Los escándalos al interior de su equipo han originado más bien incertidumbre y eso aleja la inversión.

 

Ojalá el gobierno del estado le entre al rescate, porque al final de cuentas Guaymas también es Sonora, y los guaymenses también son sonorenses.

 

EN OPERACIÓN LIBRAMIENTO HERMOSILLO

 

Ayer, entró en operaciones el Libramiento Hermosillo que evitará que el tráfico pesado al igual que viajeros que lo deseen, pasen por la ciudad. A ellos les ahorrará tiempo y a los hermosillenses les evitará la molestia, y contaminación, de los camiones de carga. Es una importante obra proyectada, autorizada y ejecutada mayormente por el anterior gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto. Al final, la obra tuvo un atraso de cinco meses, pero ayer ya entró en funcionamiento.

 

Y para dar el banderazo de inicio de operaciones, estuvieron presentes la Gobernadora Claudia Pavlovich, el controvertido titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, la alcaldesa de Hermosillo, Célida López, y el delegado de Programas de Desarrollo en Sonora, Jorge Taddei.

 

Y aunque no lo afirmo, porque no estuve en el evento, casi lo puedo asegurar que de nadie emergió alguna expresión de reconocimiento al ex Mandatario Peña Nieto.

 

Pero no hay que sorprendernos, ya que en la política la hipocresía opaca al agradecimiento; se olvida el pasado para rendirle pleitesía al presente. "¿A poco no?"