El Gobierno federal está perdiendo la batalla contra el crimen organizado

El Gobierno federal está perdiendo la batalla contra el crimen organizado

Mucho ruido y pocas nueces, dice el refrán, cuando se anuncian muchas cosas y que finalmente no es así. Esto en relación a las declaraciones del Gobierno federal, en donde a diario se publican estrategias para combatir al crimen organizado. Las medidas han resultado un fracaso y el presidente Andrés Manuel López Obrador, ya les dejó esa tarea a los gobiernos de los estados. Con esta decisión, la Federación reconoció que no han podido erradicar la violencia, ni las muertes.

En Sonora a diario se registran enfrentamientos a balazos en donde han muerto mujeres y hombres, niñas y niños y, hasta bebés. Mientras el gobierno estatal y los municipales han dejado pasar las cosas, dejándole la responsabilidad al Gobierno federal, que ya "tiró la toalla" al demostrar que no podían combatir el problema. Ahora, en el caso de Sonora, vamos a ver qué es lo que pueden hacer los policías estatales y municipales, claro, apoyados por federales y militares.

El pasado lunes fue acribillado un menor de casi 15 años de edad en Ciudad Obregón, cuando se encontraba atendiendo a clientes de un abarrote, que, según las autoridades y algunos testigos, llegaron dos jóvenes y le dispararon quitándole la vida, supuestamente fue por error y que los sicarios iban a matar a un pariente del muchachito. Será "Juana o chana", lo cierto es que esta muerte se suma a los miles que se han registrado en el municipio de Cajeme en los últimos años.


Ciudad Obregón se ha convertido en una "bomba de tiempo", pero la violencia se ha extendió a los municipios vecinos de Empalme y Guaymas, esto en el sur de la entidad. También los hechos de violencia se han generalizado en Hermosillo, capital del estado de Sonora, Nogales, Caborca, San Luis Río Colorado, Altar, Pitiquito, entre otros del norte. Algunos grupos del crimen organizado han sentado sus bases estratégicas en municipios del río de Sonora y la sierra alta.

El Gobierno federal prometió mucho y no ha hecho nada para erradicar las bandas del crimen organizado que tienen asustada a la ciudadanía. Municipios muy tranquilos de años atrás, Caborca, Altar, Pitiquito, Guaymas, Empalme, Hermosillo y hasta el mismo Cajeme. La violencia se ha apoderado de Sonora, en donde radican varias cabezas de grupos de narcotraficantes, secuestradores, traficantes de menores de ambos sexos y tratantes de blancas. 

Los sonorenses confían en el Gobernador Alfonso Durazo Montaño y la secretaria estatal de Seguridad Pública, María Dolores del Río Sánchez, en que pronto los sonorenses puedan vivir en paz, pasear en los parques públicos, salir a comer en algún restaurante con toda la familia, hacer ejercicio por la mañana o por la tarde, sin temor alguno. A los sicarios que detengan, los policías tienen sus métodos para hacerlos hablar, claro, respetando su integridad física y sus derechos.



Actuaremos de forma institucional y sin linchamientos públicos: Guillermo Noriega


La Secretaría de la Contraloría General en Sonora tiene hasta el momento 172 auditorías abiertas para fiscalizar, tanto el uso de los recursos, como el correcto ejercicio público de funcionarios y dependencias, informó Guillermo Noriega Esparza.

El contralor general del estado especificó que, a diferencia de anteriores administraciones, las acciones de la Contraloría por parte del Gobierno de Sonora no se centrarán en el ataque público a actores políticos determinados, sino que se enfocarán en los procesos dentro de las instituciones para canalizarlos a los organismos correspondientes.

"Nosotros decidimos no ser discrecionales y no decir "vámonos contra uno u otro personaje", si no "vámonos por los procesos"; aquellos casos que están en la opinión pública, que requieren forzosamente que le echemos luz, que transparentemos y revisemos porque la opinión pública necesita información y necesita saber si es real o no que hubo determinadas irregularidades", afirmó.

Manifestó que esto obedece a la necesidad de realizar procesos estrictamente administrativos e institucionales buscando resultados que lleven a la rendición de cuentas y no se limiten a señalamientos públicos y mediáticos que vulneren, además, el estricto apego a los derechos humanos y los debidos procesos en caso de que alguna auditoría llegara a instancias judiciales…Hasta aquí los comentarios de hoy, regreso mañana, con el favor de Dios.

Correo electrónico: [email protected]
Twitter: elreporteroson


Columnas

    Error al mostrar categorias!