Coello: de expresidentes y AMLO 

Coello: de expresidentes y AMLO 

 

EN LA ENTREVISTA que le hicieron Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela, a Javier Coello Trejo, para el medio informativo Sin Embargo al aire, https://bit.ly/3BwSPG2  el llamado fiscal de hierro en sus remembranzas, hace precisiones que toca someramente en su libro pero que son muy válidas. 


Cuando ocurrió el asunto del EZLN, Patrocinio González Garrido dijo a Salinas que no había guerrilla a lo cual se opuso Coello y al final CSG apoyó a Patrocinio con los hechos ya conocidos como lo dijo al aire. 

El hecho es que fue seis años secretario de gobierno del Estado de Chiapas, precisamente durante el lapso de Miguel de la Madrid en el cual el narcotráfico se salió de control a lo bruto –entre otros casos ocurrió el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena--, de tal manera que al llegar Carlos Salina de Gortari nombra a Coello Trejo sub procurador especializado contra el narcotráfico.  

En la página 72 de su libro, estableció: 

"El presidente Salinas cumplió a carta cabal con su compromiso. Con el tiempo llegué a la conclusión de que, si no hay voluntad política y el apoyo incondicional del presidente para combatir al crimen organizado, al narcotráfico, a la delincuencia, no hay forma de dar buenos resultados. 

"Y cuando das buenos resultados pisas callos, tocas intereses, desatas envidias y te vuelves una amenaza para muchos. Durante el tiempo que estuve al frente de la subprocuraduría me quisieron chingar, incluso miembros del propio gobierno.  

"Jorge Carpizo, nombrado presidente de la CNDH me investigó; Ignacio Morales Lechuga, procurador del DF, quiso hacer lo mismo —de ambos casos hablaré con más detalle más adelante—. Me gané la confianza del presidente y di resultados que hasta el día de hoy nadie ha podido superar: decomisos de drogas, de armas, de autos, de embarcaciones, de propiedades. Decomisé más de 200 aeronaves.  

"La Procuraduría General de la República tenía la flota aérea civil más cabrona de Latinoamérica gracias a lo que le quitamos al narcotráfico; contábamos con jets, aviones Boeing, helicópteros. Todo se lo decomisamos al narcotráfico. Fue necesario rentar bodegas para resguardar los bienes muebles; incautamos inmuebles, ranchos, propiedades, el presidente repartió grandes extensiones de tierra a los ejidatarios gracias a los golpes que le dimos a los narcos." 

En la entrevista para Sin Embargo señala que Felipe Calderón cometió el error de sacar al Ejército a las calles sin la inteligencia debida pues Lázaro Cárdenas Batel ya le había entregado toda la información necesaria para el combate al narco. 

Y se pregunta: 

"¿Cómo es posible que la Cámara de Comercio de Sonora le pida permiso a los narcos para hacer un campeonato mundial de béisbol?, ¿dónde está la autoridad, dónde está la ley?" 

Casi al final de su libro explicó: 

"Creo que todo este caos en el que llevamos desde hace cuatro sexenios comenzó a partir del gobierno de Ernesto Zedillo, porque con Salinas de Gortari todavía hubo un respeto por las instituciones, había amor a la Patria. En aras por demostrar que había llegado el tiempo de un cambio, el presidente Zedillo le entregó a Acción Nacional la Procuraduría General de la República. 

"Era una gran oportunidad para demostrar que la procuraduría podía ser una institución autónoma, pero qué papelón hicieron los panistas que permitieron que su fiscal Pablo Chapa Bezanilla contratara a una vidente, la famosa Paca, para tratar de encontrar el cadáver del diputado Manuel Muñoz Rocha, quien era señalado junto con Raúl Salinas de Gortari, como asesinos intelectuales de Francisco Ruiz Massieu. 

"Con Zedillo se perdió la enseñanza de la historia de México y del civismo en las escuelas, comenzó un largo proceso de desintegración familiar, se desechó inculcar el amor a la patria, educar en torno a los valores de la democracia que tanto nos ha costado, insistir en que todos tenemos derechos y obligaciones. "Muchos se movilizan para exigir derechos, pero cuando les toca responder con sus obligaciones cívicas y de urbanidad entonces reniegan. Pienso que la alternancia presidencial sorprendió a todos y particularmente a Vicente Fox, que no tenía mucha idea de lo que significaba gobernar.  

"Yo era amigo de Cristóbal Fox, hermano del presidente, además le llevaba algunos asuntos legales. Unas semanas antes de que tomara posesión, Cristóbal me pidió que me reuniera con su hermano. Fue un encuentro breve y el presidente me preguntó acerca de la seguridad, la Procuraduría y los Derechos Humanos. —No, señor presidente, con todo respeto, si usted intenta aplicar la ley y hacer justicia de la mano de los derechos humanos tal y como están ahora no va a lograr nada, —le dije con toda franqueza, —No sea usted cabrón, Coello, —respondió. —Señor presidente, es la verdad, —y le conté lo problemática que había sido la relación entre la procuraduría y la CNDH. 

"Pero Fox no escuchaba o no le interesaba escuchar. Solo se trataba de aplicar la ley y siempre le tembló la mano". 

El abogado Coello Trejo abunda en otro tipo de temas diferentes conforme a la pregunta de los periodistas como cuando establece con Pepe Cárdenas https://bit.ly/3oPfnON   el por qué los delincuentes no cuentan con derechos humanos, sino con garantías que es otro tenor y cómo los gringos con sus DH a su estilo vinieron a imponerle a México una tesitura que incidió directa y negativamente en la impartición de la justicia mexicana. 


Con el periodista Víctor Sánchez Baños https://bit.ly/3av5BsE  recordó que con López Portillo se conformaron las direcciones de auditorías (hoy contralorías), y se hacían las investigaciones que atendía Coello siempre y cuando rebasaran los cuatro millones de pesos. "No detenía para investigar, sino que investigaba para detener".  


Con Ciro Gómez Leyva https://bit.ly/2YG0kMM  dejó en claro que estamos en un país donde la ley no se aplica, un país desbaratado, que ya superamos a Colombia. Critica acremente a Amlo cuando establece que no puede ser una política de abrazos y no balazos cuando vemos que algunas regiones del país se han convertido en un Chicago y un largo etcétera. 

EN FIN, parece que más delante ampliará su libro de memorias. Por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.  

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de "CEO", Consultoría Especializada en Organizaciones…                                       

      

Correo electrónico: [email protected]              

Twitter: @Archivoconfiden                                                 

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304