El destino de los ex gobernadores

El destino de los ex gobernadores
Bulmaro Pacheco
 
Domingo 10 de octubre de 2021
 
Para Fernando Elías Calles Álvarez, In Memoriam
 
Antes de ser presidentes, fueron gobernadores: Plutarco Elías Calles, Adolfo de la Huerta, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán, Adolfo Ruiz Cortines y Vicente Fox Quesada.
 
Ni Luis Donaldo Colosio —aunque quiso—pudo ser gobernador de Sonora, ni Adolfo López Mateos —que buscó afanosamente la candidatura— pudo ser gobernador del Estado de México.
 
Gobernadores que quisieron ser presidentes: Francisco J. Mújica, Maximino Ávila Camacho, Javier Rojo Gómez y Gilberto Flores Muñoz.
 
Presidentes de México que después fueron gobernadores: Que se recuerde, solo Abelardo L. Rodríguez (Sonora) y Manuel González (Guanajuato y Michoacán), éste último en el siglo XIX.
 
Ex gobernadores en cargos federales ha habido muchos: José Francisco Ruiz Massieu; Fernando Gutiérrez Barrios; Genaro Borrego; Héctor Mayagoitia; Beatriz Paredes; Miguel Ángel Osorio, Alberto Cárdenas y Francisco Ramírez Acuña; entre muchos otros.
 
En el caso de Sonora los ex gobernadores han realizado diversas responsabilidades dependiendo del origen y de sus antecedentes:
 
Abelardo Rodríguez (1943-1949) salió dos años antes del gobierno, en 1947, y se fue a radicar a Baja California para atender sus negocios. particulares. Fue pionero de las industrias vitivinícola y pesquera allá y dejó en Sonora desde 1946 la Fundación Esposos Rodríguez que tantos jóvenes ha becado en los últimos 75 años. Ignacio Soto (1949-1955) y Álvaro Obregón Tapia (1955-1961) regresaron a sus organizaciones y empresas. No volvieron a ocupar cargos públicos.
 
Es de todos sabido que Luis Encinas Johnson llevaba una carrera política ascendente como presidente del PRM (1941-1943), diputado local y secretario particular del gobernador Anselmo Macías (1939-1943), pero una grave enfermedad (de Hansen) lo tuvo alejado cuando menos 10 años de los reflectores políticos (1944-1954). Finalmente se curó y regresó a la política local. Fue orador en una visita del presidente Adolfo Ruiz Cortines al estado, después lo consideraron para diputado local a la XLI Legislatura local (1955-1958) llevando como suplente a Francisco Enciso. De ahí pasó a ser rector de la Universidad de Sonora (1956-1961) y fue candidato del PRI al gobierno de Sonora para el período 1961-1967.
 
Durante su gobierno se dieron las primeras siete alternancias municipales con el PAN. También la crisis social-estudiantil de 1967 que fortaleció a las oposiciones en Sonora. Encinas en apariencia no tuvo candidato para sucederlo, pero apoyó la carrera de Faustino Félix Serna —su ex coordinador de campaña— como alcalde de Cajeme y diputado federal. Al término de su gobierno fue invitado por el presidente Luis Echeverría para asumir hasta 1975 la dirección del Banco Nacional de Crédito Agrícola y al concluir el encargo se dedicó a su rancho ganadero. Murió en 1992.
 
Faustino Félix Serna había sido regidor y presidente municipal sustituto (1952-1955) de Cajeme, presidente municipal electo (1961) y diputado federal (1967), posición desde donde ascendió al gobierno estatal para el período 1967-1973. Al terminar se dedicó a sus negocios privados y a encabezar una corriente política local que buscó influir en las candidaturas para gobernador de Sonora en 1973, 1979 y 1985. Murió en 1986.
 
Carlos Armando Biébrich no concluyó su sexenio (1973-1979). Salió en 1975 y se dedicó a defenderse de los cargos que le hizo Alejandro Carrillo, su sustituto. Ganó en la Suprema Corte de Justicia y regresó a la política como subsecretario del Trabajo, delegado del PRI y diputado federal. Se mantuvo en la Ciudad de México dedicado a la investigación jurídica y a la docencia. Murió de Covid en enero de este año.
 
Alejandro Carrillo Marcor terminó su gobierno en 1979 —influyó notablemente en la selección de su sucesor— y al terminar su gobierno se retiró a la docencia en la Escuela Superior de Guerra. Carrillo fue uno de los dos ex gobernadores de Sonora con pensión del gobierno. Murió en 1998, y sus cenizas fueron esparcidas en el Valle del Yaqui.
Samuel Ocaña terminó en 1985 y no promovió abiertamente a un sucesor. Se reincorporó al trabajo público como subsecretario de la Reforma Agraria, rector de la Universidad de la Sierra, director del Centro Ecológico y presidente municipal de Arivechi en 1997 y 2018.
 
Rodolfo Félix Valdés terminó su gobierno en 1991. No promovió sucesor. Al salir abrió un despacho de consultoría en materia de construcciones. Murió en 2012 a los 90 años.
Manlio Fabio Beltrones terminó en 1997. Abrió el despacho de consultoría A-Regional. Fue después dirigente nacional de la CNOP y diputado federal en 2003. Sería después senador de la República, diputado federal de nuevo y dirigente nacional del PRI hasta 2016 con mucha influencia en la política sonorense hasta el gobierno de Claudia Pavlovich.
 
Armando López Nogales se retiró al terminar su sexenio en 2003. Se fue a su rancho y a escribir sus memorias (Abelardo Rodríguez, Alejandro Carrillo y Luis Encinas son los únicos ex gobernadores de Sonora que han escrito memorias). Promovió como sucesor a Alfonso Molina Ruibal, que perdió en la interna del PRI con Eduardo Bours.
 
Eduardo Bours Castelo gobernó del 2003 al 2009, y al terminar se retiró a su rancho y a los negocios de la familia. Al final de su sexenio promovió como sucesor en el PRI al senador Alfonso Elías Serrano, que perdió ante Guillermo Padrés en la elección del 2009.
 
Padrés terminó su sexenio en 2015. Ha sido el primer ex gobernador de Sonora encarcelado en 100 años (Cesáreo Soriano en 1917 y Carlos Armando Biébrich en 1976 no pisaron la cárcel).
 
Al finalizar su sexenio, Padrés impulsó hacia el interior del PAN a Javier Gándara Magaña como candidato al gobierno estatal, pero perdió ante Claudia Pavlovich. Acusado de varios delitos Padrés fue encarcelado en un penal federal en noviembre de 2016. Salió del reclusorio de la Ciudad de México para llevar su caso en libertad condicionada poco más de dos años después. Junto con Adalberto Rosas, Padrés ha sido el panista sonorense que creó una importante corriente política en el panismo local que todavía sobrevive.
 
Ahora y con apenas 52 años de edad, Padrés que se conduce todavía con tobillera electrónica —Y al que solo le falta ser absuelto del delito de defraudación fiscal—, hace intentos de volver a la política local haciendo una comparación de su gobierno con el de su sucesora Claudia Pavlovich, y todo indica, también al parecer trata de influir en la elección de la nueva dirigencia estatal del PAN. Con asegunes y señalamientos, el exgobernador Padrés puede moverse políticamente en la entidad haciendo uso de sus libertades, pero no podría en el futuro ocupar un cargo de elección popular, por el proceso judicial que enfrenta, a menos que se le absuelva del delito que tiene pendiente.
 
Claudia Pavlovich recién culmina su gobierno y en la segunda ocasión en la historia que un gobierno del PRI entrega el poder a uno de la oposición. No se sabe de alguna actividad a desarrollar en el retiro de la ex gobernadora, pero la persiguen los rumores de que ocupará un cargo diplomático en el gobierno de López Obrador como Quirino y Echevarría de Sinaloa y Nayarit, algo que estará —seguramente—, en función de que ella acepte y de la conclusión de las auditorías a su gobierno y del informe que rinda Alfonso Durazo ante el Presidente sobre la situación en que recibió la administración estatal por allá a finales del año…o antes. 
 
[email protected]

Columnas

    Error al mostrar categorias!