De PRIAN A MORAN: la nueva transición sonorense

De PRIAN A MORAN: la nueva transición sonorense
Bulmaro Pacheco
 
Domingo 26 de septiembre de 2021
 
 
El haber juntado las siglas del PRI y el PAN para convertirlos en "PRIAN" le dio frutos al tres veces candidato a la Presidencia Andrés Manuel López Obrador. Adoptó la denominación como una estrategia de campaña desde que dedujo que le habían "robado la elección" en 2006 y mantuvo la idea de que Felipe Calderón ganó con ayuda de algunos gobernadores del PRI. También la utilizó contra Enrique Peña Nieto.
 
El mote "PRIAN" se ha utilizado para desacreditar a ambos partidos sosteniendo que PAN y PRI son lo mismo. En un análisis sesgado, se dejó por fuera la realidad de las originales alianzas del PAN-PRD —cuando no existía todavía Morena— y que por años y desde la última década del siglo XX ayudaron a ganar elecciones en gobiernos estatales; esas alianzas se incrementaron notablemente cuando AMLO era el dirigente nacional del PRD y no dudó en buscar al PAN para ganar Estados.
 
En Sonora la alianza con Morena —ahora— ha sido la incorporación de un gran número de militantes del PAN —al ver que su partido naufragaba en lo nacional en 2012 y en lo local en 2015 y 2018—que no dudaron en saltar hacia Morena, a pesar de que el PAN les había dado todo.
 
Dolores del Río fue casi todo en el PAN: Colaboró en el gobierno de Jorge Valencia y Francisco Búrquez; fue diputada local y federal; presidenta municipal de Hermosillo; directora del Instituto Nacional de Educación para los Adultos; jugó en la interna 2009 contra Padrés; coordinó en Sonora la campaña de Josefina Vásquez Mota; y figuró en la lista de senadores pluris en 2012. Dejó el PAN y se fue a Movimiento Ciudadano, donde duró poco. Fue dirigente estatal y diputada local, y jaló para MC diversos cuadros del PAN. Aspiró a la candidatura al gobierno estatal e incluso avaló con su presencia la candidatura de Ricardo Bours. Se desencantó y se pasó a Morena, y ahora es secretaria de Seguridad Pública.
 
Rodolfo Flores Hurtado ex candidato del PAN a la alcaldía de Hermosillo fue designado Coordinador estatal de administración, evaluación y control de seguridad pública.
Los dos hermanos (Teresa y Alberto) de Francisco Vásquez Valencia fueron regidores del PAN en el ayuntamiento de Huatabampo. Pancho fue secretario particular en la Subsecretaría B de Gobierno en el gobierno de Padrés, y aspiró a la Presidencia Municipal en el 2018 (que le ganó Ramón Díaz Nieblas). Se salió del PAN y abrazó la causa morenista al lado de Alfonso Durazo. Impulsó a su hermano Alberto a la candidatura municipal en 2021, pero lo rechazó el perredismo-morenismo de Huatabampo. Ahora es secretario particular del gobernador Durazo.
 
Célida López Cárdenas empezó su carrera política en el PAN de Puerto Peñasco. Trabajó también con los panistas de Baja California y fue diputada local. En 2018 dio el cambiazo a Morena y ganó la alcaldía de Hermosillo. Ahora es secretaria de Turismo.
 
Edgar Alfonso Sallard fue director general de Evaluación Educativa en el gobierno de Guillermo Padrés. Antes había sido diputado local suplente y secretario general del CDE del PRD. Ahora es el coordinador de Comunicación Social del gobierno de Alfonso Durazo.
 
David Cuauhtémoc Galindo Delgado fue regidor y secretario del Ayuntamiento en Nogales. Después diputado local, diputado federal y presidente municipal por el PAN. Aspiró a la senaduría en 2018 y al no conseguirla, decidió también abrazar la causa morenista.
 
En 2021 —todo mundo supone que por convenio— fue candidato al Gobierno del Estado por el partido Redes Sociales Progresistas. En Morena le reconocieron el esfuerzo y le otorgaron el cargo de director general del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa (ISIE), que maneja la reparación y construcción de escuelas en la entidad.
 
Shirley Vásquez fue una influyente subsecretaria de Educación Básica en el gobierno de Guillermo Padrés. Antes había sido diputada local y regidora del PAN. Aspiró a la alcaldía de Huatabampo en 2018. Ella y su hermano, también diputado local del PAN y notario público, son miembros de la familia Vásquez, fundadora del PAN en Huatabampo. Ahora Shirley es diputada federal arropada por Morena y el PT.
 
Samuel Espinoza Guillén fue durante el sexenio de Guillermo Padrés rector del CESUES y de la Universidad Estatal de Sonora. Ahora lo designaron en la Subsecretaría de Planeación; la más poderosa de la SEC, la del dinero.
 
Guadalupe Curiel ex perredista y aliado de Padrés en su sexenio fue nombrado subsecretario de educación básica.
 
Rafael Enríquez Corral trabajó como secretario del ayuntamiento de Álamos con Ruth Acuña en 2006 y fue presidente del PRI municipal. Abandonó la dirigencia para pasarse al PAN en plena campaña del 2009 y los panistas lo premiaron con un cargo público en el sector salud. Apareció en 2021 como candidato a la municipal en Álamos por Morena y fue derrotado por Víctor Balderrama.
 
Karla Córdova fue directora de Salud en el ayuntamiento panista de César Lizárraga en Guaymas, en 2009, y después sería regidora por el PAN en el gobierno de Otto Clausen. Estuvo un rato en Movimiento Ciudadano y posteriormente sería candidata a la Presidencia Municipal de Guaymas, por Morena donde ahora despacha.
 
Jesús Tadeo Mendívil buscó por el PAN la alcaldía de Etchojoa (2015) contra Ubaldo Ibarra del PRI y perdió. Se movió a Morena en 2018 y la ganó. En 2021 fue reelecto.
 
Alejandro López Caballero, ex secretario de Hacienda y presidente municipal de Hermosillo en el gobierno de Guillermo Padrés, se declaró impulsor de Morena en el reciente proceso electoral, y por ello se le adjudica el nombramiento de Luis Alonso Osuna Cota como subsecretario de Ingresos (en el gobierno de Padrés fungió como delegado de Auditoría y Fiscalización de Hacienda en el Sur con López Caballero, precisamente).
 
Guillermo González, ex dirigente juvenil del PAN y con carrera política en el panismo, ha sido designado director de Protección Civil. Es hijo de Raúl González de la Vega aspirante por el PAN al gobierno de Quiriego. Al final, fue director del Registro Civil en el gobierno padrecista.
 
Patricia Arguelles fue directora general de Auditoría Gubernamental en el gobierno de Padrés, pasó a ser contralora con Célida López, y ahora regresa al mismo cargo estatal con Durazo.
 
La nueva directora del registro civil, Marian Martínez, panista de cepa, fue una cercana colaboradora de Vicente Sagrestano —del primer círculo del padrecismo— en la CODESON del 2009 al 2015. ¡Y los que faltan!
 
¿Dónde quedó la política? ¿O todo ha sido pragmatismo mercantilista?
 
Agrietaron al PAN y aplicando el concepto mercantilista de la política saltaron del barco buscando nuevas aventuras. Ante estos nombramientos, surge la interrogante: ¿tendrán estos personajes las convicciones como para impulsar la transformación que ofreció Durazo, incluyendo el Sonora profundo?. Con estas adquisiciones: ¿Dónde queda el señalamiento de los 30 años de corrupción, —la parte que le toca al gobierno del PAN—, y la fobia anti PRI de Durazo?
¿Qué pensarán los auténticos morenistas de ese desplazamiento silencioso que les ha hecho el panismo de los cargos públicos? ¿Podrán seguir hablando de PRIAN cuando ahora todo es MORAN?
 
¿Pensará realmente Durazo que con ellos logrará la etapa que sigue de la "nueva grandeza sonorense" e instaurar la llamada 4T en el Estado?
 
Sin duda, los panistas han resultado muy hábiles y pragmáticos en los últimos procesos electorales: Ganaron con Durazo, vía el padrecismo, hubieran ganado vía Javier Gándara con la alianza PAN PRI PRD, y ganaron en Hermosillo vía Ramón Corral Ávila. ¡Tengan para que aprendan!, diría el Superclásico de la mañanera.
 
[email protected]