Llega la LXIII al Congreso

No solo café
Azalea Lizárraga C.

Llega la LXIII al Congreso

 Pandemia o no, los diputados que habrán de representarnos en esta próxima legislatura, la LXIII para ser precisos, están preparando sus mejores galas para la toma de protesta el primer día del mes patrio.
Será una legislatura en la que predominará el sector femenino, 19 mujeres y 14 hombres, de quienes esperamos responsabilidad, entrega y altura de miras en el trabajo legislativo y que no se enreden en disputas inútiles y bizantinas, sino que se esmeren para representarnos dignamente  en el Congreso.
Una legislatura mayoritariamente conformada por Morena y sus aliados, por lo que fácilmente podemos decir que los astros están alineados para apoyar al gobierno de la 4T que encabezará el Dr. Alfonso Durazo Montaño y que, en teoría al menos, debe conducirnos al establecimiento de condiciones óptimas para que nuestro estado progrese y sus ciudadanos alcancemos el bienestar deseado.
Prioritario para el logro de los acuerdos en el Congreso, lo es sin duda la designación de los coordinadores de las diversas bancadas y en ello se han centrado los primeros jalones y estirones entre los diputados y quienes así lo deciden; después seguirán las conformaciones de las comisiones y sus presidencias, donde se analizan y deciden los temas que pasarán al pleno.
La designación de coordinadores, en teoría también, debería recaer en aquellas personas que, además de poseer tacto político, sean buenos gestores y negociadores -colmillo político le llaman algunos-, que no se embronquen de oquis y, sumamente importante, con experiencia en el quehacer legislativo, atentos para sortear  los recovecos que tendrán que transitar en armonía para lograr los acuerdos justos y necesarios  a la hora de impulsar iniciativas que logren cuajar en las respectivas comisiones para su aprobación en el Congreso.
Imaginamos que en este tenor, se decidió que el coordinador de la bancada del tricolor fuera Ernesto de Lucas Hopkins quien tiene las tablas necesarias para serlo, ya fue diputado federal, amén de los diversos cargos en la administración pública y 2 veces dirigente partidista. De fácil palabra, un tanto hiperactivo y hasta belicoso, dicen algunos, pero hábil negociador con las diversas fuerzas políticas.
Morena decidió brindarle a Ernestina Castro Valenzuela nuevamente la oportunidad de ser la coordinadora de su bancada. Las cosas no le salieron bien en la pasada legislatura, principalmente por las fisuras que desde el inicio se tuvo con los dizque aliados de la 4T. Hoy llega no solo con el apoyo de su partido, sino con la anuencia del gobernador electo, que le dio el voto de confianza. Doble mérito para la diputada si consideramos que Jacobo Mendoza, ex dirigente del partido y de los mejores defensores de la 4T, estaba también en la lista para ello.
En Movimiento Ciudadano no fue sorpresa para nadie que tal responsabilidad recayera en la Maestra Rosa Elena Trujillo, la Pinky, ex regidora del municipio de Hermosillo y voz tronante contra la decisiones del alcalde Maloro Acosta. Comunicadora de profesión, la Pinky tuvo también un excelente desempeño en la pasada contienda electoral como vocera de MC y demostró que le entiende a esto de las grillas políticas intra e interpartidistas, además de su reconocida capacidad para opinar en base a datos concretos; sin marrullería diría ella.  
El PT eligió a Sebastián Orduño Fragozo; y el PANAL lo preside nuevamente el maestro Fermín Trujillo, con amplia experiencia legislativa tanto a nivel estatal como federal, por lo que no requiere presentación adicional alguna.
Donde las cosas se ven complicadas es en el PAN, ya que la "naturalita" para ser coordinadora de la bancada era Alejandra López Noriega, por su experiencia legislativa tanto a nivel federal y local, amén de su capacidad de trabajo y facilidad para tender puentes con la mayoría de las fuerzas políticas representadas en el Congreso.
Sin embargo, ha trascendido que la balanza podría inclinarse hacia Ernesto Kiko Munro, dos veces electo presidente municipal de Puerto Peñasco y con reconocida trayectoria política y partidista; en su contra está el carecer de experiencia legislativa, además de ser hijo del actual dirigente estatal, lo que se abre a "interpretaciones a modo" de propios y extraños. Solo los panistas pueden respingar, dicen los que conocen las entrañas del partido. 
Por lo pronto, ya se empieza a calentar el ambiente del Congreso ante la inminente llegada de la próxima legislatura; los jalones y estirones están en su máxima expresión, lo que nos hace recordar lo sucedido hace tres años, cuyos cambios planteados no prosperaron tal vez por la inexperiencia y novatez de los diputados entrantes. 
Mucha agua ha corrido desde entonces y hay que reconocer que las condiciones de esta legislatura son diametralmente opuestas a las de la pasada legislatura, los que repitieron lo recordarán y actuarán en consecuencia.
Independientemente, los ciudadanos solo queremos que el trabajo legislativo fluya exitosamente para beneficio de quienes seguimos en la brega diaria, batallando por la falta de apoyos para enfrentar la contingencia sanitaria que no sabemos cuándo habrá de cesar, porque si el sistema de salud no mejora, el educativo sigue estancado y la inseguridad va al alza, no vemos cómo mejorarán nuestros indicadores económicos para garantizar empleo, educación salud, vivienda y mucha, pero mucha seguridad en nuestras vidas y pertenencias.
Estamos a punto de iniciar una nueva etapa en el estado de Sonora. Nuevos mandos, visiones y formas de trabajo habrán de establecerse para responder a los compromisos que el nuevo gobierno ha venido esbozando después de su triunfo.
Desde ya, Durazo ha prometido relaciones respetuosas para con el legislativo, aunque buscará promover cambios radicales en su funcionar; de lograrlo, lo demás creemos que llegará por consecuencia
Si el gobernador electo cumple la promesa de apoyar a las presidencias municipales, independientemente del origen partidista de los alcaldes electos, podríamos tener esperanzas y un respiro de alivio respecto de la posibilidad de mejorar nuestro entorno.  
Hasta ahora, todo parece indicar que el alcalde de Hermosillo, Toño Astiazarán, tendrá los apoyos gubernamentales para cristalizar algunas propuestas vitales para nuestra ciudad capital, iniciando con la pavimentación y el uso de energías sustentables, acciones necesarias para empezar a cambiar el rostro de nuestra ciudad capital y catapultarnos a otros planos de crecimiento y desarrollo sustentable.
Es muy pronto para echar las campanas al vuelo, pero los seres humanos necesitamos confiar en que las cosas buenas pueden suceder. ¿Coincidimos?
@Louresazalea