Subibaja electoral a todo lo que da

No solo café

Azalea Lizárraga C.


Subibaja electoral a todo lo que da


Resulta interesante revisar los datos del mes de mayo de "México elige", un proyecto de Investigaciones Digitales, que da cuenta de estudios estatales de opinión pública en los diversos estados de la república en los que habrá elección de gobernador y que incluye no solo a quienes  participan en las contiendas por la gubernatura, sino la calificación que la ciudadanía otorga tanto al presidente de la república como al gobernador respectivo y que retrata muy bien los dos rostros de nuestro país.


En las encuestas de opinión realizadas al 17 de mayo del presente, destaca que a nivel nacional el 51.5% de los mexicanos aprueba la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero en Sonora cae al 50%. En contraparte, la gobernadora Claudia Pavlovich se encuentra en el primer lugar del ranking nacional de aprobación de ejecutivos estatales que habrán de dejar pronto el cargo, con el 65.6% a favor de su desempeño y el 59.4% de aprobación en el estado.


En el escenario estatal sonorense, la intención del voto favorece al candidato de la #AlianzaXSonora PRI-PAN-PRD, Ernesto Gándara, con el 42.4%; seguido por el candidato de la Alianza Morena-PVEM-PT-PANAL, Alfonso Durazo, con 38.8%.


Mención aparte nos merece quien obtiene el 10.8% en la intención del voto, porque Ricardo Bours ya no es el candidato oficial de Movimiento Ciudadano, quien tras los eventos trágicos en los que fue ejecutado el candidato de MC a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta, compañero de fórmula y amigo personal de Bours, éste renunció a sus aspiraciones políticas para sumarse al proyecto que encabeza Ernesto Gándara y buscar la paz y desarrollo del estado.


Con el descontrol que una renuncia puede representar en estos momentos, esta decisión no necesariamente incrementa las posibilidades de triunfo del Borrego, pero si podría impactar el ánimo de la población que no ha definido su intención del voto y entre quienes consideran que, en el tema de seguridad, el ex secretario de seguridad nacional, Durazo, no es garantía de éxito para los sonorenses. 


El 5.1% global se lo llevan los tres contendientes de los partidos RSP, PES y Fuerza por México, quienes pareciera no lograron levantar pasiones ni convencer a los potenciales votantes.  Dos de ellos etiquetados como alquilados o comparsa acompañante; vaya usted a saber, nada escapa del escrutinio popular.


Nos atrevemos a destacar que la única mujer en la contienda por la gubernatura, Rosario Robles, logra sobresalir de "la chiquillería" de los nuevos partidos en el escenario electoral, a base de propuestas más estructuradas hacia el futuro y no por despotricar sin ton ni son o criticar el pasado. 


Interesante que este estudio mide también otros parámetros como que 31.2% de los mexicanos consideran a la corrupción como el primer problema del país, para el 27.1% lo es la inseguridad, 21.4% la economía y 15.5% los temas sociales como educación, salud y adicciones.


Sin embargo, la principal preocupación del 61.4% de los mexicanos es la crisis económica, seguido de la crisis en salud con el 38.6%; lo que se refleja en problemas familiares que, en el 49% de los casos se asocia a temas económicos como desempleo, salarios bajos y alto costo de vida; 29.6% a la inseguridad, violencia y delincuencia; 8.5% a temas sociales como salud, educación y adicciones y el 12.9% restante con la baja calidad de los servicios públicos.


Resultados congruentes con los datos que reporta el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social quien informa que la "pobreza laboral" en nuestro país subió al 40.7% al cierre del 2020, la cifra más alta desde el cuarto trimestre de 2017 y que por definición, se refiere a empleos en los que "la población recibe un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria".


Si con la pandemia se perdieron 2.4 millones de empleos a nivel nacional, los que se están creando no lo hacen en condiciones óptimas de remuneración económica y prestaciones sociales asociadas. Desbastadora realidad que eleva en forma concomitante la crisis de inseguridad y social que nos aqueja como sociedad.


Expertos en el área de reactivación económica predicen una mejoría en las tasas de empleo a partir del control de la pandemia que se espera lograr con campañas de vacunación que ya iniciaron en todo el país, aunque no sean suficientemente expeditas, ya sea por la falta de vacunas o de una estrategia adecuada de aplicación de las mismas.


Las restricciones sociales que impuso la pandemia fueron el verdugo ejecutor de las microempresas y pequeños negocios de servicios, sobre todo las de carácter familiar o profesionistas independientes que no estaban preparados para enfrentar los riesgos financieros que impuso el trabajar desde casa o bajo esquemas operativos que requerían implementaciones tecnológicas disruptivas. 


No extraña entonces que las propuestas de los candidatos se centren en el planteamiento de estrategias para la recuperación económica y la seguridad como ejes centrales de un buen gobierno. Lo demás se espera que llegue por consecuencia. Nos toca analizar y decidir a quién otorgarle palomita de confianza.


[email protected]

@Lourdesazalea