Unison: cambio, retos y oportunidades, "Laboratorio de Ideas", por  Rafael Ramírez Villaescusa

Laboratorio de Ideas
Rafael Ramírez Villaescusa
 
Unison: cambio, retos y oportunidades
 
Viernes 26 de marzo de 2021
 
 
La Universidad de Sonora volvió a hacer historia. La elección de María Rita Plancarte como Rectora de nuestra máxima casa de estudios representa un cambio de forma, pero también de fondo. No solo se trata de la primera mujer en ocupar la máxima responsabilidad administrativa dentro de los casi 80 años de historia en nuestra institución, sino que además será el primer rectorado proveniente de la División de Humanidades y Bellas Artes.
 
Más allá del poderoso mensaje que esto envía a la comunidad universitaria, es menester detenernos en la historia de la rectora electa para advertir que llega respaldada por una trayectoria de congruencia y profesionalismo. Atributos, ambos, que generan una expectativa razonable de cambios sustanciales dentro de nuestra institución.
 
Por ejemplo, en los últimos años integrantes de nuestra alma mater han puesto a la luz problemas relacionados con violencia de género de la que han sido víctimas por parte de integrantes de la comunidad universitaria. Estos problemas, si bien no son exclusivos de la universidad, han demandado atención inmediata, pues es en las etapas tempranas cuando podemos evitar la generación de daños mayores.
 
Bajo la doble premisa de que aquello que sucede en la universidad es reflejo de la sociedad y aquello que ocurre en la sociedad es reflejo de la universidad, alumnas, maestras y trabajadoras, se dieron a la tarea de exigir a nuestras autoridades tomar cartas en el asunto. Esos reclamos hallaron eco en la Vicerrectora Rita Plancarte, quien fue una de las principales promotoras para la elaboración y adopción de un protocolo para tratar casos de violencia de género en nuestra institución.
 
Por otro lado, recientemente escuchaba a un estudiante comentar que había sido la vicerrectora Rita Plancarte quien los había apoyado en su iniciativa de pintar un paso peatonal dentro de la Unidad Regional Centro, a fin de promover la inclusión y la diversidad entre todos los estudiantes. Estas acciones, que bien nos podrían parecer pequeñas, dan cuenta de un nuevo talante más cercano a la comunidad universitaria y nos dan expectativas justificadas de que se acercan cambios de fondo y de mayor calado.
 
Ciertamente la Rectora electa tiene importantes retos por delante. El más próximo es trabajar en coordinación con la administración saliente para un proceso ordenado y seguro de retorno a las aulas. Debemos garantizar para el próximo ciclo escolar, que maestros y estudiantes cuenten con un entorno seguro que permita minimizar cualquier riesgo a la salud. Otro reto importante será el de sostener un diálogo sosegado con la comunidad universitaria a fin de conocer su sentir y sus expectativas en torno al futuro de nuestra institución.
 
En los últimos años, un respetable grupo de integrantes de la comunidad universitaria se ha manifestado a favor de la necesidad de un cambio en la ley orgánica de nuestra universidad. Por otro lado, no son pocas las voces que desde la misma comunidad, llaman a la prudencia y reconocen aportes positivos que la actual legislación ha dejado, sobre todo en términos de estabilidad y neutralidad frente a interese ajenos a la comunidad universitaria. Por lo que he podido escuchar, tengo la impresión de que la Rectora electa comparte la idea de que la sociedad está en constante cambio y por tanto, que las leyes no tienen por qué ser inmutables.
 
Sin embargo, también creo que la Rectora electa está convencida de que todo cambio legislativo debe perseguir como objetivo fundamental una mejora en el bienestar de sus destinatarios. Por ello, en el análisis que se haga de cualquier propuesta de modificación debemos preguntarnos: ¿de qué forma impactará en la calidad de nuestra enseñanza, en las relaciones laborales, en la generación de investigación y nuevos conocimientos y en la vinculación de nuestra institución con otros sectores y organizaciones? Estas preguntas nos pueden ayudar para orientar un proceso de discusión incluyente, responsable y participativo.
 
Otro reto que enfrentar tiene que ver con el buen uso de los recursos. La Universidad de Sonora es una institución de todos los sonorenses ya que en buena medida se sostiene por las aportaciones de los contribuyentes. Ello compromete a una administración sostenida en los valores de la eficiencia y de la transparencia. Esto cobrará mayor relevancia en los años por venir por un motivo fundamental: el deterioro experimentado en los últimos años en la economía nacional ha comprometido seriamente la disponibilidad de recursos por parte del Estado y es muy probable que esto se vea reflejado en las transferencias presupuestales a las instituciones de educación superior.
 
De ahí que la nueva administración deba de establecer un compromiso muy claro en hacer más con menos, pero también en buscar nuevas formas para la generación de ingresos. En este sentido, temas como la vinculación para la transferencia tecnológica y de conocimiento o la prestación de servicios hacia el sector privado jugarán un papel de relevancia. Otra área de oportunidad la podemos encontrar en la formación continua, toda vez que la educación es un proceso en constante construcción.
 
Finalmente, hago votos para que la Rectora electa pueda construir una relación de estrecha colaboración con toda la comunidad universitaria, hoy más que nunca requerimos de una administración cercana a la gente. Como lo he señalado en otras ocasiones, el cambio en la Universidad de Sonora debe de comenzar reconociendo lo bueno que se ha hecho y construyendo a partir de las áreas de oportunidad. Nos corresponderá a docentes, estudiantes, trabajadoras y trabajadores, también poner de nuestra parte.
 
 
Rafael Ramírez Villaescusa es Doctor en Gobierno y Administración Pública. Maestro de Tiempo Completo del Departamento de Derecho de la Universidad de Sonora. Las opiniones vertidas en la columna "Laboratorio de Ideas" son exclusivas del autor.

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota