Un día grande 

Un día grande 

 

LLEGÓ A MIS redes el siguiente mensaje manejado en facebook que me hizo reflexionar: 

"El cariño, el ejemplo, un gran líder, un gran padre, mi amigo. Así recuerda Ernesto Gándara a quien fuera su padre, Don César Gándara Laborín (+) y a quien "El Borrego" en los momentos más difíciles como funcionario recurre al pensamiento. ¿Qué hubiera hecho Don César? 

"En nuestras vidas existen seres desde el más allá que nos iluminan; en su momento nos pueden arrebatar una sonrisa o hacer derramar una lágrima. 

Doña Marcela y Don César Gándara, Martín Vizcaíno, Aarón Vizcaíno, César José Gándara, Juan Pedro Robles. Este proyecto ciudadano también va por ustedes, con su Bendición, mañana empezamos." 

Recuerdo que una semana antes de que Juan Pedro se enfermara estuve en su oficina y platicamos a fondo. En ese entonces iba caminando la conformación de la triple alianza que este viernes elevó a Ernesto en calidad de candidato público por la gubernatura, una aspiración muy buscada desde finales del gobierno de un Eduardo Bours quien aún destila rencor contra El Borrego. 

Estaba muy animado en ese momento Juan Pedro, quien junto con Aarón, César y Martín no vieron cristalizada en físico el anhelo en el cual participaron por años –tardó trece años Ernesto Gándara en cumplir el inicio de su meta--, pero sabemos que estarán felices y aplaudiendo el discurso inaugural de campaña del amigo mutuo. 

Ernesto manejará una campaña, como ya sabemos, limpia, sin rencores guardados por la guerra sucia que le están haciendo en este momento y sobre todo con preponderancia y contextualizada en el rubro femenil.  

"Viborilmente" diríamos que no como otros que en sus libros que conforman su plataforma de propuestas no contemplan a la mujer, según palabras de la única dama aspirante a la gubernatura. Otros más aventurados se atreverían a decir que no se vale el ataque preferencial a las féminas: la fiscal, gobernadora, diputadas como María del Río y otras más, que saben que no pueden defenderse pues sería tanto como hacerle el caldo gordo. 

Pero regresemos a Ernesto y sus propuestas que es el tema principal. 

Entre sus menciones iniciales se maneja elevar la tres de tres a siete de siete pues a través de estos instrumentos de vigilancia es posible conocer a la persona tal cual y piensa elevarlo a calidad de ley.  

Hará públicos pues su patrimonio, intereses y declaraciones ante el SAT. Le agregará a su vez la realización de un antidoping, carta de no antecedentes, transparencia como servidor público y una carta compromiso de no violencia contra las mujeres pues no se vale que gente como Félix Salgado Macedonio, por ser favorito de Amlo, logre su cometido y sea gobernador de Guerrero, por poner un ejemplo naturalito a la mano. 

En lo personal le agregaría un certificado de estudios arriba de licenciatura, que ya se que sería discriminatorio pero caray, ya estamos hartos de tanta ineptitud e ignorancia sobre todo de los diputados; a su vez un certificado familiar en el cual sean testigo los más cercanos al futuro aspirante pues deberá contar con el apoyo de sus parientes –debe ser padre, madre o hijo (a) ejemplar pues quien cumple en lo pequeño…- y como décima, que la carta de no antecedentes penales se extienda a su vez al ámbito internacional pues ya hemos visto lo que han hecho algunos alcaldes que deben a la justicia de EU y aquí son blancas palomitas. 

El eje rotacional de la campaña de Ernesto girará en torno a las damas, las jefas del hogar pues allí recaen todas las políticas públicas que maneja y da vida un gobierno.  

¿Quiénes viven más visiblemente con el Jesús en la boca cuando ven que su hijo (a) no llega a casa? 

¿Quiénes son las que más aguantan en vela en los hospitales cuando se trata de cuidar a un enfermo? 

¿Quiénes manejan el gasto familiar y están atentas a la economía familiar?, ¿las que ponen orden en la casa y velan por el cumplimiento de los valores morales del hogar? 

¿Quiénes obligan a ir a misa los domingos tanto a los hijos como al viejo?, ¿quiénes sufren realmente por el dolor ajeno y buscan ser solidarias con quienes menos tienen e incluso protegen al hijo que presenta menos ventajas para enfrentar la vida? 

¿Quiénes nos dieron nuestros primeros chanclazos cuando llegamos a torcer el camino de la rectitud? 

¿Quiénes son mayoría en el padrón electoral? 

¿Quiénes, quiénes…? Y me faltan hartos ejemplos. 

Por ello. está acertada la estrategia de Ernesto Gándara, amén de que convive con esposa e hijas  y pues ya se ha de imaginar. Son la garantía más cercana de su propuesta, además de que mantienen su temperamento a raya, sin gritar, siempre atento a escuchar, fino, educado, corregido siempre en su forma de vestir, de hablar, de comportarse, sin necesidad de recurrir a poses falsas o a la mentira como discurso. Debe ser un ejemplo, siempre.  

¿Y cuál es el deseo máximo en el hogar?: armonía, futuro para los hijos, seguridad económica y de convivencia, vejez tranquila, paz, crecimiento personal y profesional para todos los integrantes, salud, servicios públicos adecuados, capacidad de ahorro, acceso tecnológico, alejamiento pues, de cualquier tipo de zozobra. 

Esto ya empezó. Es la propuesta del concepto que manejará El Borrego Gándara en su campaña: "Sonora Ganadora", así, en femenino. 

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere. 

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                        

Correo electrónico: [email protected]                                            

Twitter: @Archivoconfiden                                           

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304