Dos repuntes: Covid y Wendy

No solo café
Azalea Lizárraga C.

Dos repuntes: Covid y Wendy
Desde mi particular punto de vista, el incremento de casos por coronavirus, no solo en Sonora sino en el país en lo general, no debiera considerarse oficialmente como un rebrote o repunte del virus -como sí pudiera ser en el caso de Alemania y algunos países europeos- porque en México los índices de contagio nunca han bajado a niveles aceptables, habida cuenta que con la necesaria reactivación económica se desató en forma incontrolada la reactivación social. Lo nuestro es, lamentablemente, una aceleración de la pandemia.
Los seres humanos somos impredecibles y cuando el sector salud y los gobiernos pensaron que habíamos aprendido la lección, resulta ser que no es así. Hay quienes siguen ignorando las advertencias de la naturaleza, tal vez por la edad, ignorancia o inconsciencia; otros, los que ya padecieron formas leves del contagio, han retomado irresponsablemente la "nueva normalidad", ignorando el hecho de que pudieran ser portadores del virus e infectar a las personas que los rodean. Opiniones sobran, pero lo que sí es una realidad es que a muchos "les vale" y andan tan campantes por la vida, sin seguir los protocolos que obliga la contingencia sanitaria que todavía debería aplicar para toda la población.
Pareciera ser que además les importa poco el dolor de tantas familias que han perdido a seres queridos por el Covid y deciden, además, ignorar que el personal del sector salud -desde los de intendencia, enfermería y médicos- está agotado y sufren la impotencia de saber que no hay tregua para ellos en el ejercicio de su profesión. Del equipamiento y suministros médicos, mejor no hablemos. Las cifras de la pandemia lo dicen todo.
La gobernadora Claudia Pavlovich y el titular de Salud, Enrique Claussen, admiten que en las últimas semanas, las defunciones se han incrementado al doble en Sonora, por lo que urge que el Consejo General de Salud se reúna con los comités de salud de los diversos ayuntamientos para implementar medidas responsables y revertir el negro panorama que se avecina.
La solución tal vez no sea volver al asilamiento masivo ni al cese de actividades productivas, pero acciones como las aplicadas en otros países y que en Sonora retomó el municipio de Nacozari para evitar mayores contagios, debieran volver a ser el común denominador en diversas regiones del estado, si no queremos sufrir más las consecuencias socio-económicas que, directa o indirectamente, ya afectan a la mayoría de los sonorenses.
Debemos admitir que la solución del problema tampoco está solo en manos de los gobiernos, porque lograr salir de esta problemática depende de la actitud y comportamiento de todos los ciudadanos, quienes finalmente somos los que construimos o destruimos la grandeza de nuestras comunidades.  

No pierda de vista a La Wendy
La diputada federal por el distrito V, con cabecera en Hermosillo, Wendy Briceño Zuloaga, de extracción Morenista, fue invitada virtual del grupo Contrapunto10. 
Admito que, a pesar de ser la representante de mi distrito, no había tenido contacto con la diputada en lo que lleva de gestión en la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión.
En común solo tenemos que ella es egresada de la Universidad de Sonora, mi Alma Mater, de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, espacio en el que nació su interés por los temas de igualdad de género, por lo que no extraña que posteriormente obtuviera una Maestría en estudios de género y, actualmente, presida la Comisión de Igualdad en San Lázaro. 
Desde allí, es voz y artífice de diversas iniciativas, como la pasada reforma constitucional que obliga a la paridad de género en todos los aspectos de la función pública, no solo al interior de los partidos políticos, sino que se extiende al poder legislativo, ejecutivo, judicial y cualquier organismo autónomo; acuerdos para evitar y reparar la violencia política contra la mujer por razón de género; y otros temas como violencia digital, obstétrica y diversas modificaciones constitucionales sobre el derecho al cuidado y atención integral de la infancia.
Una joven política que manifiesta su interés de seguir participando en la función pública y su deseo de contender por la presidencia municipal de nuestra ciudad capital, Hermosillo, a sabiendas que la actual alcaldesa, Célida López, está trabajando abiertamente por la reelección en el cargo que hoy ocupa.
Decidida a esperar la convocatoria correspondiente y participar según lo dictamine su partido, afirma que Morena no tiene dueño que imponga candidaturas, como sucede en otros partidos, en clara alusión a la designación de Ricardo Bours en Movimiento Ciudadano; aunque admite también que hay perfiles que cohesionan a la militancia e infunden confianza que trasciende a la sociedad en general, como es el caso del ahora aspirante y seguro candidato a la gubernatura, Alfonso Durazo.
A lo mejor está confiada en el refrán que dice: "yegua que alcanza gana"…  para estar a tono con que ambas aspirantes a la alcaldía son féminas que traen buen trote en su partido. Ya veremos.g
@Lourdesazalea

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota