Será difícil para el próximo gobernador de Sonora gobernar con la pandemia del Coronavirus

En Pocas Palabras

Ernesto Gutiérrez Ayala


Será difícil para el próximo gobernador de Sonora gobernar con la pandemia del Coronavirus


No sé si los aspirantes a gobernar Sonora estén conscientes de la situación que vive el estado y el país con la pandemia del Coronavirus, situación que pondrá más difícil realizar campañas electorales y más todavía gobernar, porque la enfermedad se quedará entre nosotros hasta que salgan a la venta la vacunas en proceso de autorización. El próximo gobernador recibiría los hospitales a su máxima capacidad de enfermos, con registros de muertes aún incalculables.


Se mira lejos la posibilidad de que haya la cura de la enfermedad del Coronavirus, o quizá nunca, como lo declaró el pasado lunes el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien señaló que, a pesar de los cientos de ensayos clínicos vigentes, es probable que no se encuentre una respuesta a la enfermedad y que las personas tengan que aprender a convivir para siempre con ella. Más claro no pudo haber sido.


De hecho, todos los aspirantes a las presidencias municipales y diputaciones federales y locales, la tendrán que pensar más de dos veces para apuntarse como candidatos, porque en caso de ganar la elección, tendrían la responsabilidad de coadyuvar los esfuerzos con el nuevo gobernador (a) para frenar los contagios de la mortal enfermedad que ya lleva cientos de muertos en Sonora y más de 16 mil enfermos, hasta ahora. No será fácil gobernar Sonora los próximos seis años.


Los candidatos tendrán que hacer un esfuerzo superior en sus campañas para llegarle en lo personal a la ciudadanía y todo lo tendrán que hacer vía medios de comunicación y redes sociales, por lo que no tendrá la gente oportunidad de conocer a las personas que los gobernará en los próximos años; un gobernador o gobernadora, 33 diputaciones locales y siete federales. A lo mejor la ciudadanía no se presenta a las urnas a votar y eso sería muy lamentable.


Esto provocaría fraudes electorales, porque los partido y candidatos con más recursos económicos podrían convencer a las personas a que voten por ellos por dinero. Los militantes acudirían hasta los domicilios y después de pagar una cantidad de dinero, llevar a la gente a votar. Estos lo harían principalmente con la gente de más escasos recursos económicos…De hecho, esto no es nada nuevo, siempre se ha hecho, pero la astucia de los políticos ha frenado estas ilegalidades.


De esta forma los partidos ricos tendrán una ventaja sobre sus opositores pobres, que solo contarían con los votos que acarrearías por sus simpatías y capacidades dadas a conocer en los medios con sus escasos recursos…Si usted tiene aspiraciones políticas y no cuenta con dinero para anunciarse en los medios de comunicación, mejor ni le busque, porque será difícil y casi imposible hacer campaña en lo personal casa por casa, menos realizar reuniones familiares, como antes.


No sé si los maestros estén preparados para impartir clases por televisión


No sé si los maestros estén preparados para impartir clases por televisión, como será la nueva modalidad de la educación básica en todo el país. Tampoco sé si los niños podrán captar bien

las enseñanzas de sus maestros y, menos, si los padres de familia, después de sus ocupaciones diarias, se puedan convertir en protagonistas de la televisión para ayudar a sus hijos.


En el pasado ciclo escolar, los padres de familias fueron protagonistas muy importantes en la educación que se les impartió a sus hijos vía Internet. Ahora, a parte del Internet, se sumarán cuatro canales de televisión y estaciones de radio, con lo que se pretende llegar a más del 95 por ciento de la población, incluyendo a los niños y jóvenes de las poblaciones indígenas.


Los gobiernos toman las decisiones detrás de un escritorio, pero no se preocupan por visitar los barrios y colonias para conocer las condiciones en que viven gran parte de la población, en donde no se cuenta con los servicios básicos de agua potable, alcantarillado, luz eléctrica, menos cable. Por lo que los niños no tienen computadoras y sus padres no están en condiciones económicas de comprarles una, por lo que tendrían que contar primero con electricidad.


Además, por la experiencia anterior, los padres de familia necesitarán contar con una paga, porque después de regresar de sus actividades diarias, tienen que hacer las veces de los maestros para que sus hijos pueden asimilar bien las nuevas técnicas de aprendizaje, principalmente en la educación primaria, en donde los niños apenas están aprendiendo a leer y escribir.


El Gobierno federal debe de prepararse para el futuro porque la pandemia del Coronavirus llegó para quedarse y mal hacen los gobiernos dar falsas esperanzas a la población en general. Lo más cercano que hay es una vacuna que frene los contagios, porque cura no hay, ni habrá, dice la Organización Mundial de la Salud (OMS). La vacuna la tendremos posiblemente el próximo año, aunque en México se ha dicho que será para finales de este 2020…Ojalá.


[email protected] 
Twitter: elreporteroson