PAN duda que muerte de Moreno Valle y Erika Alonso haya sido accidente

Puebla, 18 de enero de 2019.- El Partido Acción Nacional (PAN) no tiene certeza de que haya sido un accidente la caída del helicóptero en el que perecieron la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso Hidalgo, y su esposo, el coordinador de la bancada panista en el Senado, Rafael Moreno Valle Rosas, además de dos tripulantes y el secretario particular del legislador, declaró este jueves Marko Antonio Cortés Mendoza, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de ese instituto político.

"Lo exigimos desde el primer minuto: una investigación seria, profesional, transparente, con expertos internacionales, que nos dejara tranquilos.

No hay elementos que nos hagan ver que fue una falla humana o del equipo o el mal tiempo. Estamos a pocos días de que se cumpla un mes (del percance). Para nosotros es muy importante que el gobierno federal tome con seriedad la exigencia de los mexicanos, de los poblanos y de los panistas de saber exactamente qué ocurrió, aseveró.

El líder del blanquiazul expresó sus sospechas de un atentado, durante una rueda de medios que ofreció después de una reunión con líderes de Acción Nacional en Puebla.

Cortés Mendoza señaló que nadie duda de la pericia del piloto y del copiloto del helicóptero Augusta que se precipitó el pasado 24 de diciembre en un terreno agrícola del municipio de Coronango, minutos después de haber despegado de la ciudad de Puebla, y tampoco de que la tripulación no se comunicó con la torre de control para alertar sobre alguna anomalía.

Cortés Mendoza explicó que visitó Puebla con la finalidad de buscar que el PAN vuelva a aliarse con los partidos con que compitió por la gubernatura y negociar la estrategia para designar al gobernador interino.

A la reunión fueron convocados representantes de la corriente que encabezaron Moreno Valle y su esposa; los líderes del Yunque, la organización más conservadora dentro del PAN, además del ex gobernador José Antonio Gali Fayad y su hijo Antonio Gali López, quienes no son militantes panistas.

Sólo quedan siete días antes de que venza el plazo legal para designar al gobernador interino, y si el proceso no se lleva a cabo en tiempo y forma existe el riesgo de que se declare la desaparición de poderes.