El presupuesto anticrimen no aumentará: Alfonso Durazo

Ciudad de México, 7 de noviembre de 2018.- El próximo gobierno federal dividirá al país en 266 regiones para ordenar el combate a la criminalidad, como parte de la estrategia nacional de seguridad que implementará. De acuerdo con su diagnóstico, en 40 por ciento de las mismas se registra el mayor índice delictivo del país.

Ante este escenario, explicó el próximo secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo Montaño, la estrategia nacional –que se presentará el miércoles 14 de este mes– se enfocará principalmente en el combate a robos a casas habitación y de vehículos, asalto a mano armada a transeúntes, secuestro, extorsión y cobro de piso.

Tras reunirse el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con el futuro gabinete de seguridad, incluidos los próximos titulares de las secretarías de la Defensa Nacional, general Luis Crescencio Sandoval, y de Marina, almirante José Rafael Ojeda, Durazo Montaño recalcó que habrá mando único, en el que estarán coordinados los tres órdenes de gobierno, encabezados por la administración federal.

En la casa de transición, adelantó que la estrategia nacional de seguridad ya está definida, pero se le están dando los toques finales.

Indicó que para este sector se prevé un presupuesto similar al de este año –de 57 mil millones de pesos–, con un incremento equivalente al de la inflación.

Habrá, dijo, una redefinición de prioridades presupuestales, en donde el tema de prevención será fundamental, al igual que el tecnológico, la capacitación y el mejoramiento de los policías.

Resaltó que en las 266 regiones "se distribuirá el estado de fuerza con el que actualmente cuenta el gobierno federal, y la distribución se hará en forma proporcional a la incidencia delictiva.

También adelantó que se van a coordinar de manera permanente con las fuerzas armadas en reuniones diarias que se darán a escala nacional, pero también se repetirán a escalas estatal y regional, de tal manera que el gabinete de seguridad estará dando seguimiento a aquellas cuestiones de carácter estratégico.

Explicó que en las reuniones locales participarán representantes del presidente de la República, y se tomarán las acciones correspondientes para atender la incidencia delictiva en esa jurisdicción.

Al preguntarle sobre la contratación de 50 mil jóvenes para formar la guardia nacional, guardia civil o prefectura civil, Durazo Montaño afirmó que será un proceso paulatino. Es por supuesto una iniciativa costosa, que requiere un amplio presupuesto, y se irán reclutando esos nuevos elementos en función de las disponibilidades presupuestales. Acotó que los nuevos elementos tendrán una formación homologada, con énfasis en el trato con la ciudadanía y en el respeto a los derechos humanos.

Afirmó que continúan con el diseño de la guardia nacional, guardia civil o prefectura civil, misma que "se nutrirá con elementos de los actuales cuerpos de seguridad, particularmente de la Policía Federal, de policías militares y navales.

Durazo Montaño aclaró que el Estado mexicano cuenta con la suficiente capacidad tecnológica y de armamento. No habrá compras. Las prioridades presupuestales estarán orientadas en otros rubros, precisó.

Junto con la estrategia en la materia se presentarán otros integrantes de lo que será el próximo gabinete de seguridad nacional.


Fuente: La Jornada