Los 3 desafíos para lograr un envejecimiento con calidad

Ciudad de México, 4 de octubre de 2018.- Las investigaciones sobre el envejecimiento en América Latina y el Caribe (ALCA) tardíamente comienzan a darse en un marco de transformaciones demográficas e institucionales y en un gran contexto de desigualdad. De acuerdo con Verónica Montes de Oca, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, existen 3 focos rojos que necesitan resolverse para asegurar un envejecimiento con calidad de vida.


El primer reto es garantizar la seguridad económica. "En Latinoamérica las personas siguen trabajando hasta el último momento de sus vidas, con muchas enfermedades crónico degenerativas, en donde la poblaciones más vulnerables son los indígenas y las mujeres", indicó.

El segundo gran tema es el acceso a los servicios de salud. "En México hay 12 millones de habitantes con 60 años y más, y sólo 600 geriatras. Es necesario capacitar a los médicos en el primer nivel de atención de salud para prevenir enfermedades"

Ligado a esto, opinó la socióloga, se presume que entre 70 y 90 por ciento de la población tiene cobertura de salud —gracias al seguro popular— sin embargo, este servicio no cubre a la población respecto de la epidemiología del envejecimiento.

El tercer foco rojo son los entornos sociales y físicos. "Es necesario modificar de una manera más incluyente la infraestructura urbana a fin de no propiciar riesgos que detonen vulnerabilidades en la vejez".

La heterogeneidad del conocimiento y las formas en la que se vive la vejez son sumamente diferentes en todo el territorio de AL -expresó-; no obstante, es importante trabajar al respecto. "Desde el año pasado estamos trabajando con la suprema corte de justicia para realizar un protocolo de actuación basado en la Convención Interamericana para la Protección de los Derechos de las Personas Mayores", concluyó.

Pie de foto: La heterogeneidad del conocimiento y las formas en la que se vive la vejez son sumamente diferentes en todo el territorio de AL, no obstante, es importante trabajar al respecto: Verónica Montes de Oca. Foto: Myriam Vidal.