Informalidad laboral pone en crisis sistema de pensiones en AL

Ciudad de Panamá, 4 de octubre de 2018.- La informalidad en el mercado laboral de América Latina, donde la mitad de los trabajadores no cotiza a la seguridad social, amenaza la sostenibilidad de las pensiones en la región, advirtió este jueves un experto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"Está amenazada la sostenibilidad de las pensiones", dijo a la AFP el argentino Fabio Bertranou, director del Equipo de Trabajo Decente de Países de la OIT para el Cono Sur de América Latina.

Señaló que uno de cada dos trabajadores en América Latina no está registrado ni cotiza en la seguridad social, que lo cubre por enfermedad, desempleo y vejez.

"El desafío del sistema (de pensiones) es que tienes mucha informalidad", indicó Bertranou durante la 19 Reunión Regional Americana de la OIT que se celebra en Panamá.

De 2005 a 2015 la tasa de trabajadores que cotizaba se incrementó de 36 a 44 por ciento debido a una mayor formalización del trabajo, gracias a una expansión económica producto de los buenos precios de las materias primas, según la OIT.

Aun así, unos 145 millones de trabajadores no cotizan a la seguridad social en Latinoamérica.

En los últimos años, la región ha sentido una desaceleración económica que podría afectar la formalización laboral, al tiempo que surgen otras relaciones laborales con la aparición de nuevas tecnologías y el trabajo autónomo.

"Dado lo que ha pasado en el mercado de trabajo, entendemos que se ha ralentizado ese progreso que hubo en la última década", señaló Bertranou.

Por ello, urgió a apostar por el trabajo formal, lo que permitiría mayores ingresos para el sistema de seguridad social.

"Es imperioso trabajar en la formalización, no solamente porque es bueno para la productividad y los derechos, también es bueno para la sostenibilidad de la protección social", dijo.

Para ello planteó la formalización de los trabajadores que no cotizan al seguro social, sobre todo los obreros por cuenta propia, así como el aumento de recursos y políticas gubernamentales que favorezcan el empleo formal.

Sin embargo, Bertranou advirtió que "la informalidad ni siquiera la vamos a resolver en una década, es un camino a recorrer", dijo.