En siete meses ha subido 14.3 por ciento la gasolina Magna

Ciudad de México, 12 de agosto de 2018.- El precio promedio de la gasolina Magna, la de mayor consumo en el país, aumentó 2.01 pesos entre enero y julio de este año, lo que representó un incremento de 14.3 por ciento respecto del nivel registrado al cierre de 2017, de acuerdo con datos oficiales. La magnitud de este alza es superior al que se dio al cierre de 2016, cuando comenzó la liberalización del mercado de este combustible, decisión que en su momento generó protestas en diversas regiones del país.

Mientras tanto, esta semana el precio de la gasolina Premium rompió la barrera de los 21 pesos por litro en algunas delegaciones de la Ciudad de México, un aumento de 16 por ciento frente al precio de 18.08 pesos que tenía el primero de enero.

El 27 de diciembre de 2016 la Secretaría de Hacienda informó que el precio de la Magna, la de mayor consumo, subía de 13.98 a 15.99 pesos por litro (un incremento de 2.01 pesos o 14.3 por ciento) a partir del primero de enero de 2017.

Datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) muestran que entre el primero de enero de este año y el último día de julio, el precio del combustible de bajo octanaje pasó de 16.28 a 18.66 pesos (un alza de 2.38 pesos o 14.6 por ciento).

Factor de impulso a la inflación

El alza de la gasolina se ha disparado a partir de la liberalización total de los precios desde finales del año pasado y actualmente es uno de los principales factores que impulsan los índices inflacionarios.

En julio la inflación acumuló un alza de 4.65 por ciento, la mayor en los cuatro meses recientes, reportó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

De acuerdo con el reporte, la gasolina de bajo octanaje fue el producto genérico que más incidió sobre la inflación, pues la variación de su precio impacta en todos los sectores cuyas mercancías son trasladadas por tierra.

El 30 de noviembre de 2017, la CRE adelantó el cronograma de flexibilización de mercados de gasolinas y diésel e informó que a partir de ese día los combustibles se venderían a precios de libre mercado.

El gobierno apostaba a que la llegada de más competidores a un mercado históricamente cerrado a una sola empresa ayudaría a disminuir los precios.

Sin embargo, para llenar un tanque de 40 litros hoy un automovilista tiene que pagar casi 100 pesos más que a principios de año, pues en enero el depósito podía cargarse en su totalidad con 651.2 pesos, mientras ahora cuesta 746.4, una diferencia de 95.2 pesos.

En lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto el precio de la gasolina de menos de 92 octanos acumula un aumento de 53.8 por ciento, al pasar de 12.13 pesos por litro que promedió en 2013 (el primer año de la actual administración) a 18.66 pesos como promedio nacional en julio de este año.

También la gasolina mayor de 92 octanos ha experimentado el aumento significativo de precio desde el inicio del sexenio.

Datos de la CRE muestran que esta semana la gasolina Premium rompió la barrera de los 21 pesos por litro en algunas delegaciones de la Ciudad de México como Venustiano Carranza y Benito Juárez, donde se llegó a cotizar en 21.03 pesos.

Cifras de Petróleos Mexicanos (Pemex) señalan que al inicio del sexenio el precio por litro de gasolina roja era de 12.69 pesos, mientras al cierre de julio se comercializó en promedio nacional de 20.17 pesos, un incremento de 7.48 pesos o 58 por ciento.

Esto significa que para llenar un tanque de 40 litros, un automovilista necesita pagar hoy cerca de 300 pesos más que hace casi seis años. El costo por cargar en su totalidad el depósito de Premium en 2013 era de 507.6 pesos, mientras ahora es de 806.8, una diferencia de 299.2 pesos.

Fuente: La Jornada