No habrá pacificación sin antes consolidar la operación de la justicia penal