Ambiente enrarecido 

No solo café
Azalea Lizárraga C.


Ambiente enrarecido 

Lo que debió ser un día de celebración nacional para los morenitas y seguidores de Andrés Manuel López Obrador, tuvo nubecillas que opacaron, en cierta forma, este icónico acto que da inicio a la cuarta transformación de la "nueva República".

Con la entrega del acta que lo acredita como presidente electo de México, este pasado miércoles 8 de agosto, AMLO pasó ya a la historia no solo por las circunstancias que lo llevaron al triunfo, más de 12 años ininterrumpidos de campaña y la mayoría arrolladora lograda en las urnas, sino porque arropó también a las diversas candidaturas de "los suertudos" que bajo las siglas de Morena y/o partidos participantes de la coalición Juntos Haremos Historia, se erigieron con el triunfo a lo largo y ancho del país. 

Que si los suertudos lo merecían o no, en lo que a trayectoria, conocimientos, honorabilidad e integridad se refiere, esa ya es otra historia, que solo el tiempo podrá definir. Pero desde el fondo de nuestro yo interno, hacemos votos y changuitos para que el desempeño de todos esté acorde a las necesidades de los habitantes del terruño que les toca representar.

Volviendo a las nubecillas, a nivel nacional lo fue la cancelación del proceso penal contra la controversial ex lideresa del SNTE, la Maestra Elba Esther Gordillo,  que enfrentó casi un sexenio de acusaciones y levantadas de faldilla por lavado de dinero y delincuencia organizada, algo muy difícil de probar en este Mexico de leyes e instituciones que siguen los vericuetos del poder. Si nunca fue acusada formalmente por los manejos discrecionales de los dineros del sindicato más grande de Latinoamérica, es porque en ese ámbito ni leyes hay; todo se redujo al descontento y consignas de sectores magisteriales cuyas voces se fueron al espacio sideral.

A nivel local, la atención se centró en torno al actuar de los diputados de la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Sonora y la revolución mediática de los morenistas que, aunado al llamado a la movilización ciudadana, pasó por momentos difíciles y conatos de violencia entre los grupos que algunos llamaron de choque. Quien contra quién, solo ellos saben.

Difícilmente podemos los ciudadanos emitir una opinión fundamentada, a menos que seamos abogados… y constitucionalistas, además.  Versiones van y vienen sobre las reformas constitucionales aprobadas por los 27 de los 30 legisladores presentes en el pleno. Tres de ellos le sacaron al bulto, no quisieron complicarse la vida o quedar mal con ningún frente político. 

Algunas reformas eran necesarias y hasta podríamos entender la preocupación ciudadana  sobre la facultad del Ejecutivo de enviar observaciones a leyes y/o presupuesto que deberá aprobar el Legislativo, porque después de escuchar y/o leer declaraciones como las emitidas por el dirigente del PT respecto a la distribución tan discrecional del presupuesto que deberá ser asignado a "sus diputados",  pudiéramos considerar la preocupación gubernamental como válida.  Tampoco hay que olvidar que somos un estado con una ciudadanía muy conservadora en ciertos temas, para bien y/o para mal.

Claroscuros y ambigüedades que irán puliéndose al surgir la necesidad de implementar las reformas.  Rogando encarecidamente a nuestros representantes que antepongan el bienestar ciudadano a las cuotas e intereses de los partidos en pugna.

Que si esto favorece o no el equilibrio de poderes, la gobernanza financiera o administrativa, o la muy necesaria gestión política y de buena voluntad que debe prevalecer entre los poderes fácticos, solo lo podremos constatar hasta que los nuevos legisladores y presidentes municipales tomen protesta a partir de septiembre en lo estatal y a partir de diciembre con los funcionarios públicos federales. 

Coincidimos en que todo gobierno debe respetar la voluntad ciudadana emitida en las urnas el pasado primero de julio pero ello requiere no de imposiciones del uno sobre el otro, sino de la conjunción de esfuerzos y negociaciones, sobre todo cuando se difiere en la óptica política y los procedimientos a seguir.

El Presidente electo ha dicho que gobernará para todas y todos los mexicanos, con "respeto a las potestades de los otros poderes legalmente constituidos", ofreciendo al poder judicial, legisladores e integrantes de las autoridades autónomas del Estado "que no habrá de entrometerse en las resoluciones que solo a ellos les competen".  Y esto debe ser de dos vías.

Nos alegró escucharle decir que "El nuevo gobierno no tendrá ni palomas mensajeras ni halcones amenazantes", preocupándonos por tanto, las declaraciones que hicieran algunos personajes que habrán de ocupar cargos en la administración federal y que, directa o indirectamente, serán definitorias para el devenir y bienestar de nuestro estado. 

Sonora es más que sus gobernantes en turno. Sonora somos todos los que habiendo votado por cualquier color, vivimos, trabajamos y pagamos nuestros impuestos religiosamente para aspirar al bienestar de nuestras familias.  Y aquí no debe haber distingos partidistas. ¿No lo cree usted así?

azaleal@prodigy.net.mx
@Lourdesazalea

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota