Trump cree más a Putin que a servicios de inteligencia de EU

Helsinki, 17 de julio de 2018.- Tengo gran confianza en mi gente de inteligencia, pero les diré que el presidente (de Rusia, Vladimir) Putin fue muy firme y poderoso en negar la supuesta injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos de 2016, manifestó ayer el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, al concluir su primera cumbre oficial con el líder del Kremlin en Helsinki.

Sin tomar en cuenta la posible intromisión de Moscú en las elecciones presidenciales, ni la anexión de Crimea por el mal momento que atraviesan las relaciones entre Washington y Moscú, Trump ingresó a la cumbre señalando en un tuit que nuestra relación con Rusia nunca ha sido peor que ahora, y culpó a los años de tontería y estupidez de Estados Unidos y de sus predecesores, así como a la cacería de brujas manipulada, de dejar hundir las relaciones bilaterales hasta los niveles actuales.

Ambos países son responsables de lo que ha pasado. Creo que Estados Unidos ha sido un idiota, todos lo hemos sido. Debimos sostener un diálogo hace mucho, antes de que yo llegara al cargo, añadió.

En conferencia de prensa conjunta, tras una reunión que sostuvieron a solas por más de una hora y luego con sus asesores, Putin mencionó la reciente acusación formal del Departamento de Justicia contra 12 agentes de inteligencia rusos, como parte de la investigación del fiscal especial Robert Mueller, al señalar que Trump le planteó el tema.

Putin agregó que Rusia y Estados Unidos tenían un acuerdo de ayuda en casos delictivos, y dijo que Mueller podría enviarnos una solicitud oficial para que podamos interrogar a esas personas que cree son culpables de algo. Nuestro fiscal puede llevarla a cabo y enviar materiales a Estados Unidos, informó CNN.

El gobernante ruso dijo que quería que Trump ganara los comicios, pero que su gobierno no realizó ninguna acción en ese sentido. Calificó a Trump de persona profesional y subrayó que la guerra fría era cosa del pasado.

Trump añadió: Para construir un futuro brillante, no podemos concentrarnos exclusivamente en el pasado, siendo las dos mayores potencias nucleares. ¡Debemos tener buenas relaciones!

Como ha dicho en innumerables ocasiones, afirmó que no hubo colusión entre su campaña y los rusos. Agregó que la investigación de Mueller ha sido un desastre para Estados Unidos. Nos han alejado a uno de otro, apuntó.

Putin agregó que es obvio para todo el mundo que las relaciones bilaterales atraviesan un periodo difícil, pero no hay razones objetivas para esas dificultades y el actual clima de tensión.

Subrayó que, pese a que inicialmente su primer encuentro oficial con Trump debía tener un carácter de ensayo que sentaría las bases para el diálogo más sustancial en el futuro, en realidad la cumbre resultó muy sustancial.

Ambos salieron de la reunión con la promesa de encauzar las complejas relaciones y expresaron su deseo de cooperar en los desafíos globales, después de conversaciones sobre temas que incluyeron Siria, Israel, Ucrania y China. También la imposición de aranceles y el tamaño de sus arsenales atómicos.

Tras celebrar la atmósfera franca de la cumbre, Putin tildó las conversaciones de muy exitosas y útiles.

Trump calificó el encuentro de profundo, abierto y productivo, pese a que no se aprobó ningún comunicado final al término de la cumbre.

Tras la reunión, el líder del Kremlin dijo al Canal 1 que Trump está al tanto del tema, escucha y considera los argumentos, pero mantiene su opinión sobre muchas cuestiones.

Más tarde declaró al canal Fox News que el caso sobre la injerencia rusa era parte de una batalla política interna de Estados Unidos.

Se trata de juegos políticos internos de Estados Unidos y no hay que hacer las relaciones ruso-estadunidenses rehenes de esta batalla política interna.

Fyodor Lukyanov, experto en política exterior, consideró que en el encuentro no fue el Trump asertivo que vimos ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte o Reino Unido. Putin dirigió y Trump lo siguió, y esa percepción probablemente provocará un tsunami en Estados Unidos.

En tanto, defensores del aborto, personas en favor del libre comercio, ucranios en contra de la guerra, medioambientalistas y defensores de los derechos de los homosexuales aprovecharon la reunión de Putin y Trump para organizar dos días de manifestaciones en esta capital.


Fuente: Afp, Dpa, Reuters, Ap