Presentan mexicanos tres proyectos de innovación en foro de ONU

Ciudad de México, 7 de junio de 2018.- Emprendedores mexicanos presentaron tres proyectos de innovación en un foro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre ciencia y tecnología a fin de mostrar que iniciativas de bajo costo pueden ser decisivas para cumplir con la agenda del desarrollo hacia el año 2030. 

Las iniciativas fueron presentadas esta semana en el marco del Foro anual de Cencia, Tecnología e Innovación para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (STI Forum), un esfuerzo copresidido por México y Japón con la intención de dar voz a actores sociales que pueden incidir en el tema. 

El objetivo del STI Forum es proporcionar un espacio de interacción "para identificar y examinar las necesidades y las lagunas tecnológicas, incluidas las relacionadas con la cooperación científica, la innovación y la creación de capacidad, y también para facilitar el desarrollo". 

Un proyecto presentado fue el de la organización civil Kaanbal (aprender en idioma maya), fundada por Pedro González y Camilo Leal, que provee servidores que alojan cientos de páginas de información para alumnos en comunidades que no tienen conexión a internet ni, a menudo, señal de celular. 

La información de los servidores es accesible mediante un teléfono celular, un dispositivo que posee el 95 por ciento de la población en México. 

Los contenidos de los servidores son actualizados cada tres o cuatro meses, explicó González a Notimex. 

Estos servicios, que ya funcionan en cinco comunidades en la península de Yucatán, ahorran trayectos costosos en tiempo y dinero, que menores en comunidades sin internet tienen que realizar para consultar información en poblaciones conectadas, de acuerdo con González. 

Por su parte, Jozelín María Soto Alarcón representó a la cooperativa Milpa maguey tierno de la mujer, integrada por 20 mujeres y un hombre indígenas otomíes del centro del estado de Hidalgo. Esta cooperativa se dedica a elaborar néctar de agua miel desde hace 25 años. 

El proyecto es innovador porque, encabezado por mujeres, ha logrado integrar parcialmente en su producción paneles de energía solar a procesos de producción tradicionalmente indígenas. La cooperativa está ubicada en la comunidad de San Andrés Daboxtha, en el municipio de Cardonal. 

"Hemos presentado nuestra experiencia como cooperativa en la ONU a fin de subrayar la importancia de reconocer y valorar el conocimiento indígena como un elemento dinámico que se nutre de todo tipo de avances científicos y tecnológicos", resaltó Soto Alarcón. 

Mientras, la emprendedora Laura Jorrín, del estado de Guerrero, presentó un proyecto de desarrollo de aplicaciones móviles educativas enfocadas en inculcar valores cívicos como los impulsados por la ONU a niños de preprimaria. 

Las aplicaciones contribuyen a reforzar el aprendizaje de números o colores con valores como la igualdad y la tolerancia, de acuerdo con Jorrín, quien desarrolló la tecnología y fundó la empresa. 

Llamada Lalabum, la aplicación cuenta con 50 mil usuarios en México, donde colabora con 123 instituciones preescolares, incluidas guarderías del gobierno federal. Asimismo, la iniciativa tiene un programa en Chile. 

"Queremos contribuir al desarrollo de una mejor sociedad. Y lo hacemos a través de la educación, enseñando a los niños a crear hábitos y actitudes que se transformen cuando crezcan en acciones que hagan una diferencia en sus comunidades", declaró Jorrín.