Muy poquitos vieron el debate