Bitcoin sigue su nivel ascendente pese a temores sobre su rentabilidad

Ciudad de México, 11 de mayo de 2018.- La explosión en 2017 del precio del bitcoin, la moneda virtual cuya cotización llegó a multiplicarse por diez el año pasado, desató los comentarios críticos entre los grandes financieros de Estados Unidos, que acogieron el fenómeno con mucho escepticismo y cautela. 

Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan, fue el primero en arrojar el dardo al calificar la moneda de "fraude". 

"Si tuviera un tráder que operase con bitcoin, lo despediría en un segundo", dijo el directivo. 

El valor del bitcoin rondaba entonces los cuatro mil 200 dólares, frente a los 250 dólares a los que cotizaba en 2015. 

"Es un fraude y estoy en shock si alguien no es capaz de verlo", continuó, de acuerdo con un reporte del diario Expansión. 

Por su parte, el fundador del fondo Vanguard, Jack Bogle, aseguró que hay que evitar el bitcoin como si fuera "una plaga; no hay nada que lo apoye excepto la esperanza de venderlo por más dinero del que se pagó". 

Pese a que algunos expertos, como James Gorman, consejero delegado de Morgan Stanley, lo consideraron "una moda pasajera", la cotización de la cibermoneda se introdujo en los mercados de futuros de Chicago a finales del año pasado. 

El bitcoin alcanzó su máximo valor en 19 mil dólares en diciembre del año pasado, para caer posteriormente de manera sostenida por debajo de los siete mil dólares. 

Su desplome tranquilizó a los gurús de Wall Street, pero la repentina subida que está experimentando de nuevo la cibermoneda ha vuelto a desatar las alarmas. 

El bitcoin se ha revalorizado más de un treinta por ciento en el último mes y se cambia hoy de nuevo por encima de los nueve mil dólares, pese a las advertencias de pesos pesados como Warren Buffett, presidente del conglomerado Berkshire Hathaway, y de Bill Gates, fundador de Microsoft. 

Dos de los hombres más ricos del mundo, que además son socios y amigos, se han unido estos días para arremeter contra la moneda virtual. 

Durante la junta de accionistas de Berkshire Hathaway el pasado fin de semana, Buffett calificó al bitcoin de "matarratas" y subrayó que es un producto que nunca generará nada de valor. El presidente de Berskshire también auguró un "mal final" para el negocio de las criptomonedas. 

Gates, por su parte, reveló a la cadena CNBC que apostaría en contra del bitcoin y de otras cibermonedas si hubiera una forma fácil de hacerlo. 

"Como activo no está produciendo nada; por lo tanto, no se debería esperar que suba", declaró Gates, que confesó también que recibió bitcoins como regalo de cumpleaños, pero los vendió posteriormente. 

La rápida caída del precio del bitcoin después de la introducción de los futuros de esta criptomoneda a mediados de diciembre, cuando su valuación alcanzó el máximo histórico de casi 20 mil dólares "no parece ser una coincidencia", revela una investigación del Banco de la Reserva Federal de San Francisco. 

Más bien, ese notorio auge y posterior caída son consistentes con el comportamiento del trading que típicamente acompaña la introducción de mercados de futuros para un activo o un bien. La investigación analiza cómo la introducción de instrumentos financieros que habían estado hasta ese momento al margen de las negociaciones de criptomonedas pudieron incidir en el comportamiento de los precios del criptomercado. 

Los investigadores financieros señalan que durante 2017 bitcoin se mantuvo por debajo de los cuatro mil dólares hasta mediados de año, pero que en la segunda mitad su valor experimentó un incremento importante hasta alcanzar casi los 20 mil el 17 de diciembre, su máximo histórico. Ese mismo día se lanzaron los futuros de bitcoin. 

Para reforzar la tesis del vínculo entre el auge y caída del bitcoin y la emisión de futuros, los investigadores mencionan la gran crisis inmobiliaria de la década de 2000 a 2010, la cual es explicada en términos similares a la dinámica que tuvo bitcoin, según sus observaciones durante los últimos meses. 

Aunque a diferencia de aquella crisis, se explica en la publicación, el precio de bitcoin no cayó de manera abrupta, sino que descendió gradualmente, quizá porque no había suficiente atención en los inversionistas que apostaban a la baja del valor de la criptomoneda. 

Los investigadores preven que los beneficios transaccionales -y no la dinámica especulativa- mejorarán la valuación del bitcoin a largo plazo.


Fuente: Notimex 

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota