Deporte universitario de México, una cantera de atletas de alto nivel

Ciudad de México, 30 de abril de 2018.- El deporte universitario de México ya ocupa un lugar importante en la esfera mundial y además sus figuras han formado las filas de las selecciones nacionales para las justas que comprenden el ciclo olímpico cada cuatro años. 

Las disciplinas en donde México ha brillado son en clavados, tiro con arco, taekwondo y atletismo. 

Con atletas como el sonorense Jesús Tonatiuh López, especialista en los 800 metros y quien se hizo del oro en la justa mundial universitaria de Taipéi 2017, así como los arqueros, Alejandra Valencia, olímpica en Río 2016, y Jorge Nevarez, son solo una muestra del nivel de esta área del deporte. 

Pero no solo están ellos, sino la sinaloense Briseida Acosta, en taekwondo, quien es una de las aspirantes a podio en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, la primera escala a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

El deporte universitario se rige por el Consejo Nacional del Deporte de la Educación (Condde), organismo que está afiliado a la Federación Internacional (FISU). De la misma manera cuenta con 10 especialidades de conjunto y 16 individuales. 

A decir del secretario general del Condde, Manuel Merodio Reza, el máximo evento deportivo del área ha tenido un desarrollo considerable, a tal grado que más atletas se suman a las delegaciones nacionales para las justas del ciclo olímpico. 

Por ejemplo, expuso, en la versión de este año se cuenta con deportistas que irán a los Juegos Centroamericanos de Colombia, desde luego, con amplias posibilidades de medalla. 

De la misma manera, explicó, la Universiada Nacional 2018 tendrá un cambio generacional, ya que muchos atletas medallistas de la Universiada Mundial de Taipéi se retiran y dan paso a nuevos talentos. 

Algunos de esos atletas son la arquera Alejandra Valencia, la taekwondoín Briseida Acosta, el clavadista Rodrigo Diego, quienes están por terminar sus estudios universitarios y no participarán en la justa de Nápoles, Italia, el próximo año. 

En entrevista con Notimex añadió que más allá del aspecto deportivo, el evento tiene una vinculación entre las universidades y el deporte para integrar a los estudiantes a la vida social con más determinación en la toma de decisiones. 

"Además de ser deportistas, son estudiantes, es doble esfuerzo que tienen que hacer ellos, está dentro de la formación integral del individuo y se sabe que practicando un deporte a un buen nivel dentro de las universidades te haces acreedor a becas, donde te puede salir tu carrera, a veces, prácticamente gratis", abundó. 

Merodio Reza resaltó que por eso los atletas universitarios tienen otra óptica del mundo, lo que hace tener mejor visión y entregarse en cada una de las tareas encomendadas en su vida, tanto profesional como personal. 

El nivel competitivo de los atletas universitarios es alto y una muestra fue lo conseguido en la cita pasada en Taipéi 2017, en donde la delegación mexicana tuvo la mejor actuación en su historia al conseguir 22 medallas y con ello superar lo hecho en Gwangju 2015, donde solo se consiguieron cinco preseas. 

Además, México solo había conseguido 17 metales en Shenzhen 2011, donde únicamente se obtuvo un oro con Paola Espinosa, quien es una de las figuras del deporte mexicano y una embajadora de los clavados. 

El dirigente deportivo apuntó que la Universiada Nacional 2018 es un evento que reúne a los mejores atletas del país, pero además es una ventana amplia para ser parte de las delegaciones a justas internacionales, como el primer Panamericano Universitario, que se efectuará en Brasil, y para los Campeonatos Mundiales de este año. 

En la Universiada Nacional 2018, la cual se realiza en la Universidad Autónoma del Estado de México y que concluirá el 9 de mayo venidero, asisten cerca de ocho mil atletas de 182 instituciones del país.


Fuente: Notimex