Justicia legal, pero no social