Con la deportación por la política migratoria de Trump aumentaría la informalidad en México, asegura especialista

Hermosillo, Sonora, 20 de abril de 2017.- La política migratoria del presidente de Estados Unidos afectaría seriamente el mercado laboral en México incrementando la informalidad, pero el efecto por un arreglo desfavorable en el Tratado de Libre Comercio (TLC) sería aún más grave, pues el trabajo que existe sería menos remunerado o se cerraría un importante número de empleos, expresó Edmar Ariel Lezama Rodríguez.

El especialista en temas de economía laboral y académico de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que después del anuncio de Trump de renegociar a su favor el tratado, o salirse de él, México queda expuesto a un serio problema de desempleo por la falta de un programa emergente para la generación de nuevas fuentes de trabajo.

“Lamentablemente, México nunca ha tenido nada serio para la integración laboral a la formalidad. La parte institucional es muy débil dado que no hay programas de inserción laboral, además de que prevalece la corrupción y los arreglos entre grupos políticos que están más interesados en otras cosas que en instaurar este tipo de programas y, además, no hay voluntad para formularlos”, advirtió.

Edmar Ariel Lezama Rodríguez fue entrevistado previo a su participación en la Semana de Economía 2017, en donde habló del Mercado laboral mexicano ante la política migratoria de Trump, y dijo que en estas condiciones es más delicado el resultado del acuerdo comercial que la deportación de ilegales.

“La parte migratoria afectaría directamente y en muy corto plazo al mercado de trabajo en México por nuestra condición de informalidad, pero si el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá se rompe o se modifica, seguro que las firmas fuertes que están contratando de buena manera a los mexicanos probablemente ya no lo harán bajo las mismas condiciones para hacerse más competitivos. 

“A corto plazo, el efecto sería más grave si se renegocia de una manera poco favorable para México, o se rompe el tratado comercial”, reiteró al hacer referencia a las últimas declaraciones de Trump sobre el TLCAN.

“Yo tenía la creencia de que quizá no pasaría demasiado en torno a lo comercial y que seguiríamos más o menos igual, pero lo que pasa con Trump es algo totalmente impredecible, es una persona que busca victorias cortas y se ha dado cuenta que con China no puede, que con Medio Oriente no puede y que con Rusia tampoco puede, cuando sus electores de alguna manera le exigen resultados y los que tiene más a la mano y más fácil son los relacionados con el TLCAN”, añadió.

Al retomar el tema de su conferencia, Lezama Rodríguez dijo que la política migratoria de Trump ocasionará un crecimiento mayor en la informalidad, sobre todo en los estados del centro y sur de México, de donde por naturaleza es la mayoría de los migrantes.

Dijo que en términos estadísticos, las cifras de desempleo y las tasas de crecimiento no se modificarían sustancialmente por las formas en que se miden estos parámetros, aunque sí se vería un efecto directo en la capacidad de ingreso de las familias y de las personas económicamente activas.

Señaló que los sectores electrónico, computacional, minero y automotriz serían los mayormente afectados con consecuencias directas e inmediatas en los estados fronterizos con Estados Unidos por la dependencia de éstos.

“Los efectos en cuestión de migración no serían de inmediato, tardarían dos o tres años, pero comenzarían a verse afectados otros índices de la economía, como son el Producto Interno Bruto (PIB) y la tasa de crecimiento, pues muchas familias que dependían de las remesas provenientes del vecino país del norte ya no las recibirán”, asentó.