Teresa Lizárraga presenta iniciativa que reforma el artíuclo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria

Ciudad de México, 19 de abril de 2017

 
TRANSCRIPCIÓN DE LA INTERVENCIÓN DE LA DIPUTADA TERESA DE JESÚS LIZÁRRAGA FIGUEROA, PARA PRESENTAR INICIATIVA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 58 DE LA LEY FEDERAL DE PRESUPUESTO Y RESPONSABILIDAD HACENDARIA Y ADICIONA UN ARTÍCULO 19 BIS A LA LEY GENERAL DE SALUD, EN LA SESIÓN ORDINARIA

 

DIPUTADA TERESA DE JESÚS LIZÁRRAGA FIGUEROA (TJLF): Con su permiso señora Presidenta.

 

Estimados compañeros:

 

La división de Poderes existe para hacer contrapeso entre los mismos, para que ninguno de ellos abuse de su poder y para que en caso de ser necesario un Poder corrija el rumbo equivocado al otro.

 

Particularmente, en esta iniciativa que hoy presento ante ustedes se hace urgente que hagamos uso de esta atribución que tenemos para legislar.

 

Y al legislar corregir una práctica que se ha vuelto nociva para los mexicanos. Ésa es nuestra responsabilidad, pero además, si no lo hacemos se volverá cuestión de vida o muerte para muchos mexicanos, para la salud de nuestro país.

 

Por eso, hemos llevado el llamado a esta iniciativa, “curar a México”.

 

La iniciativa “curar a México” surge de la conjunción del trabajo ciudadano y organizado de red y acceso, organización que promueve el derecho a los presidentes para... el acceso al mejor tratamiento en tiempo y forma y de nosotros, los diputados de Acción Nacional y de diversos grupos parlamentarios, que en los últimos dos años hemos luchado para que el Presupuesto de Egresos en lo referente a la función salud no sufra las reducciones que el propio Gobierno Federal ha propuesto en su proyecto de Presupuesto de Egresos. Lucha que lamentablemente hemos perdido.

 

¿Qué está haciendo el gobierno de la República cada vez que propone bajar el presupuesto para salud o cada vez que haciendo uso de su facultad discrecional determina una reducción adicional al presupuesto aprobado?

 

En primer lugar, está atentando contra un derecho humano, el cual el Estado mexicano debe garantizar, que no se limite o contraiga.

 

Inclusive, la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la cual el Estado mexicano es firmante, establece que los derechos humanos deben reforzarse por medidas progresivas y los recortes presupuestales en materia de salud pública no solo significan el desdén del Estado para atender a su población, sino que  además evidencian una política de violación sistemática de derechos humanos.

 

Algo sumamente lamentable es que los recortes han tenido como principal afectado al Seguro Popular, que es el programa que atiende a la población con mayor vulnerabilidad social y económica y esta decisión es contradictoria con el propio Plan Nacional de Desarrollo, que en el eje de México Incluyente tiene como uno de sus principales objetivos el de brindar apoyo a la población con mayor vulnerabilidad.

 

Compañeros, es de su conocimiento que el Presupuesto aprobado para 2017 es ligeramente menor en términos nominales al que se aprobó en 2013, por lo cual en términos reales es catastrófico.

 

Así es, señores, a pesar de devaluaciones e inflaciones, el gobierno de la República ha decidido que nuestro país puede sostener su débil sistema de salud con menos recursos que hace cuatro años.

 

A pesar de que somos el país que ocupa el último lugar de la OCDE en cuanto al gasto en salud como porcentaje del PIB.

 

A pesar de que la brecha de la esperanza de vida entre México y otros países de la OCDE se ha ampliado de cuatro a seis años.

 

A pesar de la transición epidemiológica que vivimos y que hoy por hoy nos tiene en una emergencia epidemiológica por una enfermedad no transmisible.

 

A pesar de tener primeros lugares en muchas enfermedades. Y muy importante, a pesar de que se ha demostrado que la inversión en salud significa una inversión para la prosperidad económica a través de múltiples vías: educación, productividad e inversión.

 

No podemos permitirnos la ignorancia de tratar a la salud como cualquier otro segmento del Presupuesto de Egresos.

 

Es asesino argumentar que faltan suficientes ingresos o que la inestabilidad financiera justifica que se ajuste el presupuesto de salud al igual que otros recortes.

 

Es por eso que se hace prioritario blindar el presupuesto de salud.

 

Fundar lo dice claramente: tenemos un enorme déficit de atender los eventos de salud que afectan a la población, para lo cual se requieren insumos, medicamentos, instrumental médico, servicios quirúrgicos y recursos humanos sensibilizados y capacitados; infraestructura en salud que fortalezca las redes de atención.

 

Todo ello sin que signifique un desembolso de dinero de la población.

 

Así, la propuesta para curar a México tiene dos objetivos fundamentales.

 

Uno, que el presupuesto para salud que se apruebe por esta Cámara, no pueda ser menor en términos reales al año fiscal anterior y que se incremente cuando menos en la misma proporción del PIB.

 

Y dos, que se prohíba que pueda reducirse discrecionalmente por el Ejecutivo, una vez ya aprobada.

 

Está en nuestras manos poner una parte muy importante de lo necesario para curar a México.

 

Muchas gracias.