Polarización de EUA podría desestabilizar al mundo: Unión Europea

Bruselas, 15 de febrero de 2017.- La Unión Europea (UE) está preocupada con el impacto que la polarización de Estados Unidos puede tener sobre la estabilidad mundial, de acuerdo con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.


Tras su regreso de una visita al país estadunidense, donde se reunió por primera vez con miembros del gobierno de Donald Trump, la diplomática dijo que "nunca (ha) visto a Estados Unidos tan polarizado y conflictivo".

"Si hay algo que me preocupa es el estado de la sociedad americana. Nunca he visto a Estados Unidos tan polarizado, tan dividido y tan agobiado por conflictos como ahora", afirmó en entrevista con un selecto grupo de diarios europeos, entre ellos el belga Le Soir.

"Me preocupa porque, si la mayor democracia del mundo afronta tensiones de gran magnitud, entonces eso puede convertirse en un factor desestabilizador para el resto del mundo", advirtió.

En ese contexto, Mogherini sostuevo que la UE "tendrá que asumir más responsabilidad en cuestiones de liderazgo".

La mancomunidad contempla reforzar otras alianzas, como con los países latinoamericanos, ante el cambio que se produce en la relación con EUA.

"Entramos en una fase diferente. Más pragmática, menos automática. En los últimos años, Estados Unidos era un aliado natural. Ahora habrá que mirar dosier a dosier", explicó.

De las reuniones que mantuvo en Washington, entre ellas una con el secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, la Alta Representante concluyó que el conflicto entre Israel y Palestina es el principal punto de divergencia entre la UE y EUA en materia de política externa.

Mogherini expresó al equipo de Trump su "fuerte preocupación" con respecto a la idea de cambiar la ubicación de la embajada estadunidense ante Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

"Tal movimiento simbólico podría inflamar los ánimos en el mundo árabe. Podría ser completamente contraproducente. Me preocupa mucho", afirmó.

En cuestiones de migración, rechazó las comparaciones entre la actual estrategia europea de cierre de fronteras y la política de Trump, que vetó la entrada en su país de nacionales de siete países de mayoría musulmana, una decisión suspendida por la Justicia.

"Es completamente diferente. Nos arriesgamos a ofrecer una narrativa polarizada: o tener fronteras completamente abiertas, sin control y en manos de las mafias, o crear muros y expulsar físicamente", sostuvo.

El método europeo, según la diplomática, consiste en "gestionar los flujos, con alternativas económicas, con colaboración", y trabajar a la vez en las causas de la migración.

"Porque además, Europa necesita migrantes. La economía europea estaría en serios problemas sin ellos. También Estados Unidos colapsaría sin ellos. No creemos en los muros. No funcionan", afirmó.

Fuente: Notimex