Listos Emeterio y Gustavo, por Cajeme

Vertiente Marzo 13 2018.

Listos Emeterio y Gustavo, por Cajeme.- En el PAN, son tres los aspirantes que incluye a una mujer, Nydia Rascón, asimismo Rafael Delgadillo y Carlos Robles.- Morena definirá entre Serna, Mariscal y Arrayales.- El MAS, proyecta a Salomón, y Rodrigo Bours espera constancia del IEE 

Bernardo Elenes Habas

Jaime Moreno Berry, coordinador del Partido del Trabajo en Sonora, plantea ante la alianza "Juntos haremos historia", la alternativa de que el candidato a la presidencia municipal de Cajeme sea Rosendo Arrayales Terán.
La voz de Moreno Berry busca hacerse escuchar por la coalición conformada por Morena, Partido Encuentro Social (PES), y precisamente el PT, para trazar la forma y el fondo de la candidatura por la alcaldía de Cajeme.
Jaime abrió, aquí, su propuesta el sábado anterior, durante asamblea de dicho instituto político, haciendo referencia a las convicciones de Arrayales Terán como luchador social y la congruencia demostrada en su trayecto político y humano, valores que tienen una vertebración sólida con los principios que proyecta y defiende Andrés Manuel López Obrador, como expuso.
Cierto. Hay otros aspirantes. Entre ellos, Omar Serna y Sergio Mariscal, lo que permite considerar la importancia de que la izquierda legitime su convicción democrática. Situación que podría llevar a Morena y sus aliados, a la apertura del proceso ante su militancia, para que no broten los resentimientos y las suspicacias de la práctica de imposiciones.
Alfonso Durazo y Víctor Barreras, dirigente estatal y municipal, respectivamente, tienen clara la importancia electoral de Cajeme. Saben que, ciertamente, deben aportar votos a favor de su abanderado a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, y no esperar que sea éste quien los envuelva en la presumible marejada electoral que –apuntan las encuestas-, podría levantar el 1 de julio.
Ya no hay duda, pues. La competencia en el Municipio será extrema.
Y, ante los signos de los tiempos, estos deben interpretarse con visión lavada en el agua del futuro. No con los cristales caducos de procesos pasados.
Esos señales adelantan, que se vuelve indispensable considerar que no habrá en el proceso en marcha, enemigos pequeños o grandes, para nadie. Sino una lucha de iguales,  donde, quien siembre los mejores y más auténticos proyectos en la parcela ciertamente desconfiada de los electores, será quien trascienda la realidad de las urnas y escuche, el 1 de julio, su canción definitiva de victoria.
¿Quiénes buscan relevar a Faustino Félix Chávez, en Palacio Municipal?
Ya con pase seguro al campo de batalla, Emeterio Ochoa Bazúa, por el PRI, y Gustavo Almada Bórquez, del MC.
En espera de que se legitimen los proyectos y amarres internos ¿y externos? de sus partidos, Nydia Rascón Ruiz, Rafael Delgadillo Barbosa y Carlos Robles, del PAN. Por cierto, Damián Zepeda, dirigente nacional azul, quizás tenga claro que podría colocar en el tablero de la contienda por Cajeme, a una mujer que no desmerece capacidad, talento, trayectoria social y humana, en una contienda donde convergen puros varones. Pero, quizás a Damián no le convenza hacer historia, sino satisfacer intereses.
En el MAS (Movimiento Alternativo Sonorense), el candidato visible es Miguel Ángel Salomón. Partido que trae una guerra de guerrillas difundiendo los documentos básicos de su organismo, en tianguis y colonias populares.
Morena, PT, PES, decía líneas arriba, mueven sus piezas con tres de los apuntados, de donde muy pronto saldrá quien lleve las banderas y tambores a su pueblo: ¿Serna, Mariscal, Arrayales?
Por supuesto, en esa lucha se espera la presencia de Rodrigo Bours Castelo, transitando la vía de los independientes, que lo mismo podría rebasar por la izquierda que por la derecha…
Le saludo, lector.