El flaco favor para Meade y el "no me defiendas compadre" de Beltrones

Columna de Hierro

Sergio Ibarra

 

El flaco favor para Meade y el "no me defiendas compadre" de Manlio Fabio Beltrones

 

Pues con la novedad que, de ser, como se dice que la aparición del ex gobernador sonorense Manlio Fabio Beltrones y algunos otros dinosaurios políticos en la desorientada campaña política de Meade, con rumbo  a la dirección que usted guste y mande, pero no a la presidencia de la república, es un signo de alarma y de peligro, pues la verdad es que les hacen un flaco favor, tanto a Manlio como al propio Meade.

 

Porque, si, como se dijo, lo mismo ocurrió con Francisco Labastida Ochoa quien tampoco no daba una mientras el arrastre de Fox no creía en nada ni nadie y su popularidad anticipaba una estrepitosa derrota para el candidato de Ernesto Zedillo, pues es fácil colegir que en esta ocasión no se ve, no vemos cómo es que tendrá que darse el milagro por el solo hecho de que un grupo de dinos hayan sido incorporados a la campaña priista.

 

Y es que, para los que apuntan, ni Manlio ni Bartlett pudieron hacer nada en esa ocasión para que Fox y el PAN arrasaran en las urnas a un medroso Labastida  Ochoa que simple y sencillamente tampoco levantó en toda la campaña por más que por esos días el PRI estaba en el poder, exactamente como ocurre en estos días.

 

Por cierto, un arrastre, un posicionamiento político y un carisma que hacía mucho no se había visto en las últimas horneadas de grillos que le hubieran bastado al de las botas para haberse convertido en el agente de cambio, en el gobierno de la verdadera alternancia.

 

Por el contrario, el tonto roque –que dijera Catón– lo dilapidó, todo, en pitos y flautas y ahora, aunque ya nadie lo toma en cuenta y sin la menor credibilidad se ha convertido en el primer promotor del candidato del PRI en abierto menosprecio al aspirante panista, el mismo que en estos momentos requiere de perdida el apapacho amigo, ante el embate y la artillería que recibe de manos desde los Pinos.

Por lo demás "no me defiendas, compadre", dirá el político sonorense.

 

Cómo está eso de que lo traen de " apaga fuegos" y se les quema el chiname con todo y sus ocupantes?

 

Al menos eso es lo que se advierte en el artículo que, firmado por Dolia Estévez, circula profusamente en las redes sociales, con sabrá dios qué intenciones.

 

En lo que pareciera ser un artículo a favor del político sonorense por cuanto a que deja ver la vigencia de éste en el primer círculo de los hombres de la política en México, esto más bien, tengo la ligera sospecha, es un trabajo cargado de veneno que a fin de cuentas no beneficia a nadie, cuantimenos, desde luego, al desangelado de Mead a quien las encuestas lo sitúan en el mismo tercer lugar en el que arrancó.

 

Y es que, más allá de "informes confidenciales"  por parte de la embajada estadounidense que ahora ya pueden darse a conocer abiertamente, en los que se daba a conocer la desesperación del PRI de aquellos días y su abanderado, el señor Labastida, ni éste, ni ahora Mead, podían hacer nada ante el arrastre del aspirante del PAN, cómo tampoco hay mucho por hacer ante una absoluta verdad de la que Mead no tiene toda la culpa.

 

Y se resume en tres cosas; el fracaso de Peña Nieto en la conducción del país con un gran número de fallas y errores que saltan a la vista de todos, el hartazgo de la gente que en dos ocasiones anteriores ha visto burlado su voto (una vez con Calderón y la pasada contienda en la que Peña Nieto tampoco ganó las elecciones ) y, de remate, la muy baja popularidad y cero carisma del señor Mead.

 

Otra coincidencia más entre ambos personajes –Labastida y Mead– es que sus pasos por el gabinete, más que fortalecerlos los contaminó dado los nulos resultados de sus entonces jefes políticos; Labastida, para los que apuntan, venía de haber sido gobernador de Sinaloa, su estado natal y de ahí habría de transitar como titular de la Sagarpa y la Secretaría de Gobernación de donde saldría como aspirante presidencial tras una contienda interna que dejó mal parado al partidazo y en la que Beltrones, por cierto, le tocó hacer la contraparte apoyando en todo momento al oponente de Labastida y de Zedillo, el tabasqueño Roberto Madrazo, quien seis años después hubo alcanzado la candidatura del PRI, pero en balde, porque fue un endeble opositor de esos días, terminando en un desastroso tercer lugar, mientras que, ooootra vez, la mano de Manlio apareció a todo color, sí, pero a favor de Calderón.

 

Sin su ayuda y en su condición de jefe de la bancada del PRI en el Congreso, sencillamente Calderón no se sienta en la illa lo que, de paso, lo convirtió en una especie de vicepresidente, situación que, ojo, es posible que vuelva a ocurrir si, como se dice, el de Villa Juárez, repite como legislador plurinominal ante el Congreso.

 

Lo demás, son cuentos chinos y ganas de jorobar.

 

Más que reforzar una campaña que nació pobre desde sus inicios, con dinosaurios de la política, lo que tendría que hacer Mead es destetarse fríamente de quienes lo han puesto en la senda del matadero y empezar por llamarle a las cosas por su nombre.

 

Sobre todo si, como ya se vio, en la campaña anti López Obrador ya se intentó de todo y el hombre sigue como don Sebas, tan campante y como si nada por el sendero del triunfo.

 

FIERRITOS EN LA LUMBRE…En donde ya se pintaron la cara con los colores de guerra es por rumbos de Acción Nacional en donde, al parecer, solo estaban a la espera de que se diera a conocer el nombre de su aspirante a la alcaldía de Cajeme en la persona de su ahora ex dirigente Rafael Delgadillo.

 

Así pues, estos son los nombres de quienes ya han sido registrados para contender en contra de los  aspirantes del PRI que en todo caso van por la reelección como son los casos de Omar Guillén Partida y Brenda Jaime, no así el caso de la ex secretaria de Desarrollo Social de la actual administración municipal, Denisse Navarro quien ahora va por una diputación local:

 

Por el Distrito XVI, la señora Beatriz López Otero y Karina Ivonne Dvorak; por el XVII se han registrado, Emmanuel López Medrano y Raúl Héctor Campa García e Isidro Sonqui López.

 

Por lo que toca a la alcaldía, además de Delgadillo se hallan inscritos;  Nydia Rascón, Carlos Robles Urías y como Síndico Municipal, la señora Martha Patricia Espinoza…Sugerencias y comentarios; premiereditores@hotmail.com

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota