El azaroso futuro cercano de Hermosillo

El azaroso futuro cercano de Hermosillo

Por David Parra

 

La deuda de la ciudad de Hermosillo por 2 mil 213.7 millones de pesos (al corte del segundo trimestre de 2017) resulta simple y llanamente, alarmante. Según datos aportados en reportaje de Proyecto Puente de nuestro amigo Luis Alberto Medina, publicados en septiembre de este año, en el standing nacional poco nos falta para ser líderes, tan solo por 500 milloncejos, con los que, hasta ese momento, la ciudad de Tijuana se nos colocaba en la poco envidiable y muy probable en el futuro no muy lejano, primera posición.

 

Ante ese comprometedor panorama, le preguntábamos ayer en el opíparo mesón VIP de Los Grillos a nuestra invitada de la semana, la Diputada Flor Ayala Robles Linares, sobre esta situación del municipio, a lo que nos respondió que es algo que no puede simplemente dejarse que siga creciendo, por lo que, si no se diera un rescate financiero como el que, en alguna ocasión en un foro nacional siendo Diputada Federal ella misma planteara de manera generalizada para los municipios del país, una especie de FOBAPROA municipal, luego entonces lo más probable sería tener que derivar la carga de este descomunal compromiso, de no haber alguna otra alternativa, hacia una política municipal no solamente muy austera, sino de alcances menos agradables y muy impopulares para quien se saque la rifa del flamante velociraptor de junio entrante.

 

Valga el comentario muy personal que, con todo y lo que de entonces a la fecha se haya venido acumulando para el caso general de los municipios en el país, la federación, independientemente del partido en turno, opta por mantener una política presupuestal estática, incluso cada vez más restrictiva hacia estados y municipios que de mantenerse igual, terminaría, espero equivocarme, en una inviabilidad que pondría a nuestra economía nuevamente en serias dificultades como las que nos han llevado a las desastrosas crisis económicas que nos ha tocado presenciar y lamentar a los mexicanos de los setentas, ochentas y noventas.

 

Regresando al punto, como sirenita entre los riscos, Flor se mueve con graciosa soltura en el tema financiero con una formación académica de Ingeniería complementada con la de economista, resaltando, hay que decirlo, entre los de su bancada como especialista que se ha formado sobre la exigencia de la circunstancia, a la cual dice responder según los retos profundizando en cada uno de los temas que le corresponde atender, antes de tomar cualquier decisión.

 

En el tema presupuestal para 2018 se muestra prudente, adelantando que no será de gran despegue con respecto al año anterior, pero que, además, tendrá mayores cargas derivadas por políticas fiscales que desde 2015 afectan la nómina estatal, incluyendo las responsabilidades gubernamentales ampliadas que ya hemos comentado en este espacio ante la creación de entidades emergentes como es el caso de la FAS y el nuevo sistema de justicia penal, que obligan a cubrir más con la misma cobija.

 

Habría que anotar ante este planteamiento de Flor, que resulta muy palpable que el flujo presupuestal para  gobierno estatal ha distado mucho de ser lo que se esperaba al recuperarse la entidad para el partido del Presidente, ostentando ni más ni menos que la figura de una mujer que llegó empujando fuerte y dándole al TRIcolor una redefinición esencial que pareciera no advertirse desde el centro, que dicho sea de paso, dista mucho de siquiera registrar los esfuerzos de una Gobernadora que se ha empeñado en transformar la moral y la vocación del servicio público, lo cual a cualquier partido en la actualidad le brindaría una legitimidad cada vez más imposible.

 

Por lo pronto el próximo 15 de noviembre, el Ejecutivo hará entrega del paquete presupuestal 2018 según nos informa la Diputada Ayala, con lo que el tradicional desfile de instituciones habrá de reciclar sus gestiones ante las comisiones que, sacando conclusiones con lo expuesto por Flor, tendrán poco margen de maniobra, a pesar de la antesala electoral que tradicionalmente, viene cargada de regalos navideños presupuestales a manera de inversión electoral.

 

Esa es la esperanza de muchos esforzados representantes de los diversos sectores de la economía y el entramado social estatal y la tradicional apuesta preelectoral que pareciera apuntar a nuevas e incómodas realidades. Esperemos que no.

 

Bytheway

 

La también Diputada Célida López is gone de las filas albiazules y las reacciones encontradas entre militantes de Acción Nacional en el estado a su más que pública decisión, han sido igual de notorias y ruidosas. La crisis del PAN anticipa un panorama poco halagüeño para un partido que se debilita como para dejar de ser segunda fuerza electoral en Sonora, donde recurrentemente se señala a Damián Zepeda como responsable de la situación actual. Por lo pronto parece que la ahora nueva llanta ponchada de la bancada albiceleste sería bien recibida por MORENA como segunda de a bordo en la fórmula al Senado, según consignan expertos observadores desde la enigmática sonrisa estilo Mona Lisa del poncho Durazo. Suben!!!

 

La expansión de Uber en la entidad, anuncia inicio de operaciones en Guaymas, Nogales y Cajeme para beneplácito del respetable. En una de esas raras contradicciones a las que estamos más que acostumbrados, que a la par plantea sorprendentes e inevitables cuestionamientos respecto de semejante balandronada al hacerlo a pesar del desacuerdo de la Dirección del Transporte, a la que, dicho sea de paso, la internacional aplicación se ha pasado olímpicamente por el arco que se mandó hacer el mismísimo Napoleón Bonaparte. En tanto entendemos si esto se trata de una estrategia taimada o de un caso de inverosímil rebase institucional, celebremos que la impunidad de los abusivos taxistas siga viéndose mermada, aunque sea por esta empresa transnacional que por una parte mejora un mal servicio consentido tradicionalmente por los gobiernos y por el otro aparentemente se burla de ellos. Dolce vendetta.

 

La sola idea de la posible liberación del ex Gobernador Guillermo Padrés por inconsistencias en las acusaciones que se le imputan y que desde hace un año le mantienen en la cárcel, sacude los cimientos de la clase política en la entidad. Poco se repara en que el tema es de carácter federal, por lo que pareciera desatinado apuntar a la FAS o al Gobierno estatal. Lo cierto es que, para más de cuatro, el tema tiene más contenido de alto nivel partidista, que de procuración de justicia. Hagan sus apuestas, dicen que antes de junio, #elmemoisfree.

 

Agradezco sus comentarios y amables recordatorios en columna.percepcion@gmail.com

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota