Otro ánimo social

Otro ánimo social
 
LA GOBERNADORA Claudia Pavlovich rendirá este viernes su segundo informe de gobierno. No tenemos que ir muy lejos para ver que el ánimo social sonorense en dos años ha cambiado radicalmente. ¿Qué falta?

Se aplicó a gobernar con un estilo femenino de mano fuerte que inclusive increpa a los jefes de seguridad al decirles que no deben inventar culpables y aplicar la ley de tal forma que deben ser rápidas las investigaciones (hay muchas pruebas de ello) y castigar a los malechores.

Este sensible tema suele cambiar de color de verde a rojo pues la transformación cultural de una sociedad es generacional. Por lo menos las semillas están sembradas y seguirá así por el resto del sexenio pues el compromiso de los titulares de Seguridad Pública, Adolfo García Morales y del Fiscal Rodolfo Montes de Oca (siete años de permanencia conforme a disposición del Congreso del Estado) es tal que ya se olvidaron de buscar una promoción política de cualquier tipo.

La confianza en ellos es tal que deben forjar escuela. Quedarán fuera por supuesto si quieren o bien, que la gobernadora los agarre en curva y los corra. Así, crudo, como suena.

Conocido es, pues que en materia de seguridad, para “matar” una mala noticia se requieren mínimo siete noticias de acciones positivas por parte de la autoridad y con constancia. Nada fácil, pues.
Recuerdo que otro de las afectaciones que “agüitaban” a la sociedad sonorense era el enterarnos de la falta de medicinas y cirugías. Los hijos se morían y el Jesús en la boca de las madres de familia y papás conducía a un coraje mudo que la gobernadora lo sintió en campaña y hasta en dos ocasiones lloró junto con las mamás que se le acercaban a pedirle que salvara las vidas de sus hijos.

Por eso, la prioridad fueron el surtimiento de medicinas y de operaciones quirúrgicas que luego se aderezaron con inversiones de remodelación y ampliación de hospitales como ocurrió en Moctezuma o la redirección del de Cananea –había construcción y aparatos pero no personal--, de tal forma que poco a poco (aun no al cien por ciento), se ha ido quitando de la mente de la gente la grave problemática de este sector. Y más en Magdalena donde se construye un nuevo hospital público.

Incluso, los programas de apoyo a niños recién nacidos, el asunto de las mamografías, la preponderancia sobre la salud de las mujeres y niños, viene a culminar con la construcción del nuevo hospital a cuya construcción se oponen un grupo de vecinos que no conocieron las angustias de miles de sonorenses que veían cómo morían sus chamacos, principalmente, tan es así que la picada de un zancudo nos ponía nerviosos pues las anteriores autoridades de salud fumigaban con agua y los mosquitos del dengue no morían de pulmonía y no es broma. Algunas vidas de sonorenses se llevó el dengue.

En materia de carreteras, las serranas tradicionales como la que nos lleva a Yécora y a Sahuaripa ahora están en excelentes condiciones. Hay unos pequeños tramos que requieren un poco más de supervisión de calidad, pero fuera de ello, las que nos llevan al desierto, al mar como las de las costas –la 36 que atraviesa nuestra costa de Hermosillo y que une a Puerto Libertad y que pega hasta San Luis Río Colorado--, estaban hechas un solo bache. Ya están muy bien al igual que la de los valles del sur del estado.

Las ciudades son otro punto, pero también le han invertido buena lana como a Hermosillo con unos 800 mdp o bien, las de Obregón que las están encementando la Sufragio Efectivo no Reelección y la Jalisco que atraviesan la ciudad, son las del tráfico pesado.

La inversión de más de cinco mil millones de pesos (lo del préstamo de diciembre del año pasado) para aplicarlos en las carreteras sonorenses ya se pueden ver y sentir.

 En cuestiones de empleo, el futuro se ve un poco mejor sobre todo por esos acuerdos comerciales, industriales, turísticos, académicos, que se tiene con el vecino estado de Arizona, uno de las diez entidades con mayor potencial en Estados Unidos. Con Nuevo México está empezando un tipo de empuje. Ahí va.

La presencia de Jorge Vidal Ahumada, un personaje que terminará el sexenio junto con la gobernadora –porque es necesario--, vino a cambiar diferentes tipos de aspectos, sobre todo de la venta de Sonora para la industria de diferentes tipos, no solamente aeroespacial, sino de diversificación en la calidad de los empleos dejando de lado –aunque no por ello descuidado--, el aspecto de las maquiladoras.

Vidal Ahumada, en conjunto con la Secretaría del Trabajo ---donde tampoco habrá movimientos en este período electoral--, vienen a conformar el trabuco que une la paz laboral con el impulso de inversiones, claro está, en esto mucho ha tenido que ver personajes de mucho peso en el liderazgo laboral como el diputado Javier Villarreal y su CTM que por cierto, en este noviembre renovará sin menor duda su estancia al frente de esta central obrera estatal.

En el rubro de educación no se me olvida la vez aquella que a un par de niñas les cayó un emplaste en un aula, tampoco las subestaciones eléctricas fantasmas, los frentes millonarios e inútiles de las escuelas y sobre todo el gran fraude de los uniformes. Eso ya pasó. Ernesto de Lucas puso orden desde el primer momento en que llegó. Es cierto que quiere ser alcalde de Hermosillo, sin embargo ha hecho tan buen trabajo que quien ocupe su lugar, en caso dado, deberá dobletear su esfuerzo para que se vea la chamba realizada.

En agricultura, sin duda alguna la tecnificación, conforme a la mentalidad del titular de Sagarpa, Julio César Córdova –quien también deberá terminar el sexenio--, colocará a Sonora de nueva cuenta en los primeros lugares de producción.

En materia de ataque a la corrupción, de transparencia y de fiscalización de los diferentes órganos de gobierno. Pues ahí están, dependerá de nosotros como ciudadanos que no solamente funcionen bien, sino que se mejoren día a día.

¿A poco no es cierto que el ánimo social en estos momentos es otro?, ¿qué falta?... que quienes buscan un cargo de elección popular no cometan el error de preferencia sus intereses por sobre los del Estado y aguantar vara si no son elegidos como los buenos.

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota

Radio Kiosco Mayor