La lucha contra el Fiscal, no construye camino a Los Pinos

Vertiente  Septiembre 11 2017.
 
La lucha contra el Fiscal, no construye camino a Los Pinos.- Fuerte cuestionamiento de panistas contra Anaya.- Le exigen congruencia y que deseche pase automático de candidato en la estructura azul.- La batalla que viene será de PAN contra PAN, para luego enfrentar al PRI y a Morena 

Bernardo Elenes Habas

Las premisas indican que el triunfo del triunvirato PAN, PRD, MC, para impedir el pase automático de Procurador de Justicia a Fiscal General de la Nación, en la persona de Raúl Cervantes, no le marca la ruta hacia Los Pinos.

Dicho fríamente, la lucha político-electoral apenas comienza. Por principio de cuentas hacia el interior del PAN.

En el Frente, PRD y MC prácticamente no cuentan y están siendo utilizados, no por la estructura integral del PAN, que, ciertamente se encuentra dividido, sino por el grupo azul que comanda Ricardo Anaya Cortés, quien al sopesar que no tiene a todo al panismo de su lado, se mira orillado a buscar el respaldo de partidos satélites para dar cumplimiento a sus sueños de poder.

Sabe, el dirigente nacional panista, que un general, por relevantes que sean sus estrategias de combate, no podrá, jamás, ganar batallas si carece de soldados valientes y leales.

Y, es esa la encrucijada que enfrenta el PAN de Anaya, quien, a estas alturas, ya deberá estar sopesando que necesitará, para la madre de todas las batallas, de sus correligionarios y de la sociedad civil sin partido, los que tienen cierto que el haber detenido el pase automático de Fiscal General, no fue una victoria con votos, como la que sí deberá sostener junto a sus aliados, en las urnas, contra Morena y contra el PRI; instituto que no está muerto y que, utilizando una estrategia que aún no digieren propios y extraños, lo obligaron a enseñar todas sus cartas a él, a Alejandra Barrales y a Dante Delgado.

Viene, ahora, después del pírrico triunfo del Frente en el Congreso de la Unión, la verdadera batalla de PAN contra PAN en la que, obligadamente están incluidos PRD y MC, porque de facto ya son blanquiazules; y este combate es por el proyecto de nominar candidato a la presidencia de la República, donde el Frente prácticamente ya tiene como abanderado a Anaya Cortés, y buscan solamente planchar las formas, no el fondo.

De hecho, una de las contrapartes de Ricardo, Margarita Zavala, ya lanzó un dardo lleno de veneno, endilgando una bofetada con guante blanco al delicado rostro de Anaya, utilizando sus propias armas:
“No al pase automático de candidato a la presidencia de la República, en el Partido Acción Nacional”.

Esto significa que la señora Zavala está colocando contra el paredón de la congruencia y la transparencia a Ricardo Anaya Cortés, y de paso a Alejandra Barrales Magdaleno y Dante Delgado Rannauro, para que, en un acto de dignidad no se manchen con prácticas de corrupción enmarcadas en el tráfico de influencias, al pretender llevar por el camino retorcido de la imposición a Anaya Cortés a la candidatura por la Presidencia, simulando la existencia de consensos definitivos en su partido como si no hubiese más aspirantes. 

¿Permitirán los panistas de México, defensores a ultranza de la solidaridad, subsidiaridad y la dignidad de la persona humana, dentro de los valores de su doctrina enclavada en el Humanismo Político, que personajes como Barrales y Delgado, quienes no comparten esos principios, sean quiénes elijan a su candidato?

Creo que esto apenas comienza. Porque luego vendrá la nominación de aspirantes en Estados y Municipios, con la alternativa de que sea el triunvirato del Frente, quien ponga o imponga…pésele a quien le pese.

Tal vez por eso Lola del Río, del MC en Sonora -astuta como es-, se les adelantó y logró una concesión para su gente…
Le saludo, lector.

Radio Kiosco Mayor