En septiembre EPN tendrá su gallo sucesor

En septiembre EPN tendrá su gallo sucesor

 

LOS CONOCEDORES DE los tiempos políticos dan pautas para poder conjeturar fechas que podemos considerar importantes en esto de las lecturas del tejemaneje de la toma de decisiones y de los futuros escenarios por avizorar.


Uno de esos analistas que hay que tomar en cuenta, sin duda alguna es Manlio Fabio Beltrones quien en la entrevista televisiva dominguera de ayer,  dio algunas luces para comprender –según mi hipótesis, conste--,  que prácticamente en septiembre de este año, un mes después de la asamblea nacional del PRI que será a finales de agosto, el Presidente Peña Nieto incidirá para la elección de su sucesor.


La lógica histórica priísta indica que deben colocarse en la cristalería real los seis pre candidatos (casi siempre ha sido así), de los cuales uno será el candidato a la presidencia. Y el tiempo de selección será corto pues ya vimos que cuando se tarda mucho y se pasea un solo precandidato por el campo, pues se provoca el despertar del México bronco, ese que asesina como pasó con nuestro Colosio.


Insisto pues, el Presidente Peña Nieto tendrá a su gallo listo para septiembre y lo manejará junto con los otros cinco para dilucidar el golpeteo y enmantequillar su camino.


Para acceder a la entrevista con Manlio Fabio, usted puede acceder a este link: http://www.proceso.com.mx/495081/proceso-tv-manlio-fabio-beltrones-unidad-en-pri-perderemos-en-2018


Manlio deja en claro varias acepciones lógicas: No es cabeza de grupo, que eso se lo endilgan quienes sí lo son y lo ven como peligro; que no es una obsesión buscar la Presidencia de la República; que si tiene ambiciones naturales, como todos; que el Presidente de la República como primer priísta cuenta con peso para elegir a su sucesor; que el PRI cuando se divide no se parte en pedazos sino que se pulveriza; que ninguna asamblea general ha sido fácil lo que deja abierta la puerta a sorpresas; que el PRI debe manejar la autocrítica sobre todo en los estados que perdieron y un etcétera cortito.


Hay tres puntos que vale la pena subrayar en esta carrera por el 2018:

Uno es el hecho de que una vez cooptados los tiempos priístas, se dejarán venir en cascada las otras candidaturas del resto de los partidos y las señales de quién será el bueno de Peña Nieto se podrá observar en los medios de comunicación una vez que la maquinaria presidencial empiece a trabajar.


Dos, hasta el momento, la mayoría de las encuestas que han tratado el tema de la sucesión manejan al PRI en tercer lugar, combinando el puntero entre el PAN y Morena.  Esta percepción sufrirá un reacomodo una vez que se conozca e impulse al candidato del PRI de EPN. Hay fuerzas internas que alegan que la carga negativa natural del Presidente encaminará al colorado hacía la derrota en el 2018 de allí que surgan esas voces tendientes a minimizar la participación del Presidente en el proceso y lo cual pondrá sal y pimienta a la asamblea general de agosto. Este solo tema da para mucho, acercándose la fecha lo vemos.


 Y tres. Sin duda alguna el PRD tiene en sus manos por primera ocasión en su vida como partido político, la oportunidad de acceder a la Presidencia de México pero aliado, ya sea con el PAN o con Morena.


En lo personal pienso que será con el PAN y que para cuidar la formas, el PRD lanzó esa promoción de una alianza o coalición o como quiera que se le llame legalmente lo cual no importa pues a la hora del voto la gente no se anda fijando en detalles legaloides. Y es que el PAN fue el primero en responder a ese llamado y lo cual considero es un buen cuidado de las formas pues si el PAN hubiera hecho el llamado primero y el PRD respondido, no cuadra en el orgullo político amarillo el acercarse lastimero y “limosneramente” con los burgueses capitalistas azules. ¿Me explico?

Y si, también soy un convencido de que puede darse una alianza entre PRD y Morena, pero tendrían que limarse asperezas profundas que dividió a los diferentes ideólogos de los grupos de poder izquierdistas quienes no perdonan el trato tiránico de Andrés Manuel López Obrador cuando se convirtió en dueño del amarillo y los relegó fuera de los focos de atención y AMLO tampoco les perdona su cerrazón y los ataques que le orillaron a abandonar el PRD y conformar Morena registrado legalmente el nueve de julio de 2014 aunque él alega que inició su partido el dos de octubre del 2011.

http://www.proceso.com.mx/376856/morena-ya-es-partido-politico-aprueba-ine-su-registro


La historia se repite. El PRD fue una escisión del PRI conformado como partido el cinco de mayo de 1989 y ahora Morena es una escisión del PRD. Entonces, así como mentalmente los perredistas no aceptan conformar una alianza con los priístas de cuyo partido surgieron –y claro que el PRI tampoco piensa en una alianza con los perredistas--, el mismo fenómeno ocurre con Morena y PRD. Por eso repito que los arañazos son profundos y difíciles de curar para este 2018 entre los izquierdistas.


Escuche la entrevista con Manlio, está interesante y observe los acontecimientos que están sucediendo con otro tipo de enfoque, está suave esto.


Ahí mañana le platicaré como me fue de vacaciones y las observaciones que hice en materia de políticas públicas de los diferentes municipios, sus problemas de seguridad, transporte y turismo y otros detalles más.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.


Armando Vásquez Alegría es periodista con 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota

Radio Kiosco Mayor