Una mujer podría ser el relevo de Faustino en Cajeme.

Vertiente Febrero 17 2017.

Una mujer podría ser el relevo de Faustino en Cajeme.- La lucha electoral por las alcaldías en Sonora, tendrá fragancia de mujer, debido a la ley que establece paridad de género en candidaturas

Bernardo Elenes Habas

Será singular la lucha por las alcaldías de Sonora, el año próximo. 
Ese importante fenómeno político se sopesará, con mayor intensidad, en los municipios grandes de la Entidad, como Hermosillo, Cajeme, Navojoa, Nogales, entre otros.
Y es que, tan importante proceso electoral, tendrá, por ley, fragancia de mujer, debido a la iniciativa que promovió con especial determinación la gobernadora Claudia Pavlovich el año anterior, para que la paridad de género trascendiera del discurso y se integrara a la realidad democrática del territorio sonorense.

En Cajeme, por ejemplo, los varones que aspiran desde los diferentes partidos a relevar al actual alcalde Faustino Félix Chávez, no tendrán camino despejado, como sucedió en el 2015, porque sus instituto políticos deberán cumplir con este precepto de la Constitución estatal, garantizando la paridad de género horizontal y postulando, para ello, a mujeres en un 50 por ciento por la presidencia municipal.

En el caso del PRI, las mediciones referentes al municipio enclavado en el corazón del Valle del Yaqui, no solamente desde nivel estatal sino nacional, ya están en marcha, porque el tricolor no quiere equivocarse en una comunidad clave, que además, prevén se convierta en importante aportador de votos en la dura batalla que sostendrá por la Presidencia de la República.

Y si esas auditorías político-sociales pretenden ser apegadas a la realidad, sin caer en espejismos provocados por estructuras mediáticas, tendrán que poner los ojos en mujeres de huella consistente en el terreno de las realidades, con trabajo social –más que político- comprobado, donde el contacto con las familias se convierta en referente importante de su perfil humano.

Cierto, el PRI tiene cuadros suficientes para cumplir convocatorias y complementar planillas, pero si quiere estar en la lucha electoral verdadera, que ciertamente será trascendente en el 2018, deberá buscar el peso específico de su candidata (en Cajeme, el relevo de Faustino podría ser mujer), apartando el colorido de los discursos y las metáforas políticas, para llegar a la esencia de lo que la gente quiere: trabajo, compromiso, respuestas.

Y si se sopesan esos conceptos entre las damas que aspiran a la candidatura del Revolucionario Institucional, donde ciertamente se encuentran Denisse Navarro Leyva, Brenda Jaime Montoya, Kiki Díaz Brown y Anabel Acosta Islas, se vuelve evidente que la siembra más legítima, con un trazo social y eficiente en su devenir como funcionaria, más allá de superficialidades políticas, la ha venido realizando Denisse.

Cierto, esto apenas comienza, pero si el PRI deja la política electoral en Cajeme en manos de los poderosos grupos de siempre, y no escucha la voz de la sociedad, tendrá que prepararse para la derrota, porque son, éstos, otros tiempos.
Le saludo, lector.

Radio Kiosco Mayor