A Ocaña, “le valen” los reflectores; él, es así: elogia a Claudia

MARGINAL

De Feliciano GUIRADO M.

 

A Ocaña, “le valen” los reflectores; él, es así: elogia a Claudia


Homenaje de Marginal a Samuel Ocaña…me sumo

 

 SAMUEL OCAÑA GARCIA, “rara avis de la política”, indubitablemente.

 Certero, entonces, el calificativo al ex mandatario sonorense del periodista Francisco (Kiosco Mayor) Rodríguez, cuya columna reproducimos a la vera.

 Ocaña, poco afecto a reconocimientos en su honor y trascendencia a la obra de gobierno ---1979-1985--- acepta hoy por venir de una gran dama, única gobernadora en México Claudia Pavlovich, consciente que lo hace impulsada por su sensibilidad política; y el vórtice de ditirambos que instaura, los dicta porque lo siente y nada le va a falsear…

 …sabe y cree que mentir, no es estilo de la Ejecutiva sonorense.

 Esta vez rindió CPA homenaje a SOG por la creación y funcionamiento del Centro Ecológico de Sonora, y al visionario político, lo designaron “Presidente Honorario” de un Patronato conformado quirúrgicamente, presidido por el notable José Santos Gutiérrez Luken.

 El Patronato, colmado de empresarios y presidentes de varios organismos, verbigracia la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS) que lidera Héctor Platt Martínez, estará atento al correcto funcionamiento del CES. Bien.

 Antes, homenajearon a Ocaña por el prestigioso Colegio de Sonora creado igual en su gobierno, como el Instituto de Crédito Educativo, TELEMAX, Radio Sonora, el otrora cuestionado Centro de Usos Múltiples (CUM), el “Puente Trébol” de Rosales y Paseo Río Sonora, entro otras trascendentes obras.

 Y, claro, la “batería” de presas construidas en sitios estratégicos y el CIAD.      

 De Claudia, Samuel Ocaña se expresa con respeto, admiración y cariño, lo ha hecho frente a nosotros. Lo hace sin ambivalencias, directo y dice: “trae la política en sus venas…le fluye, le fluye. Es una gran mujer, con talento”. 

 Y la gobernadora, asaz honesta, rinde homenaje real y decente a aquel jefe del Ejecutivo que se explaya por las calles, restaurantes, eventos sociales y políticos con la frente en alto y la satisfacción del deber cumplido.

 Camina sin recelo ni temores a que alguien le reproche, le insinúe incluso alguna práctica de corrupción en su período administrativo, o le diga que fue un gobernador poco eficaz. O amante de vida muelle en área de confort.

 Iniciaba su trajín cotidiano a las 5:30 de la mañana, y el mismo periodista Francisco Rodríguez, ataviado de reportero, lo vivió…y nosotros en Navojoa, entrañable Perla del Mayo, en su desempeño investido de alcalde. Igual fue en su natal Arivechi, al ser presidente municipal, después de gobernador.   

 Nadie de sus colaboradores del círculo dorado fue situado en la picota de la opinión pública por deshonesto, abúlico u holgazán.   

 Sin “guaruras”, no lo cuidan, (¿protegerlo de qué?) conduce a sus 83 años la vieja ---pero bien conservada pick up azul, por esos baches de Dios--- y vive exento de lujos en su añosa residencia de Doctor Paliza y Sahuaripa, Colonia Isssteson, en la honrosa medianía…

 …tiene muchos años en “el barrio”, discreto, humilde, prudente, amable.

 Se comporta con tal modestia, que la nueva generación de vecinos ignora el caballero que ven, fue excelente gobernador…y gran líder estatal del PRI.

 No adquirió ni construyó suntuosas mansiones, menos “mercó” insultantes ranchos; ni automóviles de lujo…no abrió esas abultadas cuentas en dólares, en bancos extranjeros, de las que hicieron gala en pretérita administración.

 ¡Vamos!, no creó negocios colaterales ni azuzó a colaboradores a hacerlo.             

 Ciertamente en dos últimos años Ocaña García inició nuevo proceso: amaina  estampidas de “potro salvaje”, huidizas pues, de los eventos donde marca presencia, distante de primeras filas…sale hoy predispuesto a socializar.

 Y sostiene conversas con quién lo aborda y saluda con cariño…son tantos.   

 SOG, es todo un caso: en eventos políticos, invariablemente se mezcla en la muchedumbre; sabe lo van a localizar y mencionar y, desde el recoveco donde esté, alza el brazo y con discreción saluda…en ocasiones únicamente levanta el sobrero blanco que tradicionalmente usa…

 …dependiendo, por supuesto, quién es el estelar en el presídium.  

 Podría llamarle zorro o vago político que manipula a la audiencia, pero no, él  es así…y lo disfruta. Lo he atestiguado en reiteradas ocasiones. Son sus gaitas y la penúltima vez ocupó el asiento de cuarta fila de la cuasi coterránea Maye Verduzco ---Huatabampense, pues---; y las edecanes, inmersas en gran lío, pretendían quitarlo de la butaca, designada con “personalizador y toda la cosa”, para la ahora Directora de Radio Sonora.

 Finalmente las tranquilizaron, y Ocaña, ni se dio por enterado. Él es así.    

 En el desarrollo del evento político, fue localizado y el entonces presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, le hizo elogiosa mención. SOG por supuesto, la gozó intrínsecamente…sabe cómo hacerlo. Él, es así. 

 Diferentes otros exgobernadores ---incluyendo a quien “nadó de muertito”---; llegan al evento y proceden invariablemente a buscar asiento en primera línea ---personalizado, claro---, donde corresponde a respectivos atavíos, y lo merecen, buenos o malos, se explayan en la historia…indubitablemente.   

 A Ocaña “le valen los reflectores”….Él, así es.

 Por supuesto, no es “monedita de oro”; y no está exento de detractores.

 

OCAÑA, GOBERNADOR, INTEGRÓ GRAN EQUIPO

          

 CADA AÑO, el 14 de febrero, Día de San Valentín, del Amor y la Amistad, es mi cumple ---fue el aniversario 76, a sus órdenes--- y notables politólogos, el analista e historiador de calicatencia pura, Bulmaro Pacheco Moreno, y el  prestigioso Secretario de la Contraloría del Estado, Miguel Ángel Murillo, nos invitan a degustar exquisitas viandas en medio de charlar amena y duro sabor político; interesante ---Ángel (ex diputado) Cota Leyva y Pelagio (ex alcalde) Félix Espinoza, igual cumplen año---; tres el mismo día…y nos celebran.  

 Esta vez no fue la excepción y, uno de los temas centrales: Samuel Ocaña ---bien conocido por ellos, y el suscrito, ni se diga: 50 años atrás---; inclusive Miguel Ángel, junto a Daniel Acosta Cázares, Horacio Valenzuela Ibarra, Alfonso Molina Ruibal, Alfonso Rocha, Ovidio Pereyra, Carlos R. Vega, Manuel Higuera Lastra, José María (Indio) Aguirre, Marco Antonio Martínez y los extintos Bassell Ibarra Villegas y Jaime Gutiérrez Sáenz, entre otros tantos se incrustaron en primer orden con Ocaña y emigraron a Hermosillo.

 Y aquella aventura del Neumólogo de Arivechi, de llegar a la gubernatura del estado, obviamente, fue un éxito…y colaboraron con él, todo el sexenio y se sumaron caballeros de prestigio inmenso, verbigracia Eduardo (Secretario de Gobierno) Estrella, Francisco (Procurador de Justicia) Acuña Griego ---lo sustituyó, posteriormente, Valenzuela Ibarra; José María (Educación Pública) Ruiz Vázquez, Jaime (SIDUE) Gutiérrez Sáenz, Ovidio (Tesorero del Estado) Pereyra García, Carlos (Supremo Tribunal) Cabrera, y antes Alfonso Molina Ruibal; Carlos (Jefe de Policía Judicial) Vega, Sergio (Jurídico) Hernández ---afamado Cicuta---; Enrique (Oficial Mayor) Moraila y el caballero de historia: Eduardo Cayetano (Particular) García Puebla…y Miguel Ángel Murillo.

 Por supuesto el estelar del régimen: Daniel Acosta Cázares, coordinador de “En Campaña con Ocaña”; bajo perfil, por estrategia: Director de ISSSTESON, brilló como Secretario de Gobierno, y jerarca del PRI en Sonora; “sonante” de primer rango a la sucesión estatal…es hoy alto funcionario de TV Azteca.  

 Entonces, Murillo Aispuro y Bulmaro Pacheco, conocen perfectamente las andanzas de Samuel Ocaña y de tantos logros obtenidos en su gobierno en beneficio del conglomerado sonorense.                   

 El Neumólogo de Arivechi hace gala de empedernida modestia, pregúntenos a nosotros, le conocemos antes de que irrumpiera a posiciones de elección popular, allá en Navojoa, entrañable Perla del Mayo.

 Y seis años al margen de la excitante y cálida política, ---el sexenio de Don Faustino Félix--- al salir “por piernas” de Sonora Fausto Acosta Romo tras la orden --cúpula del poder, Gustavo Díaz Ordaz, entonces-- “retornara urgente a Tenochtitlán, porque no era el “bueno”” y el PRI haría la postulación.  

 La actitud de FAR desilusionó a Ocaña y dignamente se fue al ostracismo de la política a la vera de Don Rafael Almada y fuerte grupo de simpatizantes del entonces subprocurador de justicia…retornó en 1973, con Biebrich. 

 Para que tenga idea de su modestia, en el “destape”, precandidato del PRI a la alcaldía, ---ningún medio de comunicación--- tenía fotografía de él para ilustrar nota periodística; excepción: el suscrito captó una en paréntesis de un trabajo de exhumación de una menor, con Arturo León Lerma a su vera, y atavío ambos de médicos legistas. Es otra historia…como la de CABT.

 Detallito: al asumir la alcaldía de Navojoa, ---idea de la honestidad, pulcritud y austeridad de Samuel Ocaña, con el dinero público--- adquirió la flotilla de Volkswagen y dio ejemplo: él, alcalde, en “bochito”, y sin aire acondicionado se explayaban por esos baches de Dios. Ah, bochito azul como su pick up.

 Imagine junio, julio, agosto y septiembre. “La muelte, chico”. DAC, traía, de su propiedad, un Renault…fue la excepción. 

 Ocaña, firme, audaz y pletórico de energía. En veces, suave y amable.

 El gobernador sustituto, Alejandro Carrillo lo hizo jerarca estatal del PRI y de inmediato tendió una amplia red, que expandió cada día.          

 Samuel, era conversador rápido y agudo. Recuerdo, le cuestionaba sobre la sucesión estatal y adoptaba, sin embargo, una expresión cautelosa.

 Él, se movía en bajo perfil ---¿anhelo encubierto de transferencia a superior nivel?, quizás. Era, ¿o es? Semejante “grillo”--- pero trasminaba, a decir verdad, punzadas de lealtad a los “sonantes” de entonces, por obvias razones encabezados por el diputado federal y líder nacional de los parvifundistas, Salomón Faz Sánchez, amigo del Presidente José López Portillo.

 Ser oriundo de Coahuila, le costó a Salomón, la gubernatura de Sonora.

 Mejor para Ocaña y sonorenses. Y para llegar, no trazó una línea calculada que asegurara su postulación. Algo hicieron, sin embargo, Samuel y Don Alejandro. Convencieron a JoLoPo y emocionó al Secretario de Gobernación Jesús Reyes Heroles, que al margen de El Negro (PRI) Sansores, exclamó las “palabras mayores” a Ocaña…”el presidente le recomienda haga una buena campaña, muy buena campaña, señor candidato”. Fin.

Periodismo, fascinante

Actividad…reportero,

Hasta el final.

 

Twitter: @felguimen

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota

Radio Kiosco Mayor